• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

La Vinotinto tiene una cosecha que durará mucho tiempo

La inclusión de jóvenes, como Rómulo Otero, presagia una selección rápida y dinámica | FOTO AVS PHOTO REPORT

La inclusión de jóvenes, como Rómulo Otero, presagia una selección rápida y dinámica | FOTO AVS PHOTO REPORT

Los jugadores jóvenes que disputaron el duelo de ayer serán los que comiencen el próximo Premundial hacia Rusia 2018

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El buen vino tinto es ese que se añeja en barricas, y cuya cosecha, madurada, en una buena madera aporta un sabor especial. Con el final de la eliminatoria suramericana y las esperanzas de la selección nacional dependiendo de una serie de resultados casi milagrosos, es tiempo de pensar a mirar de reojo el próximo ciclo, que por la demostración del martes en la noche en Puerto La Cruz, tiene al menos elementos para esperanzarse. 

César Farías alabó el trabajo de la savia nueva que viste la camiseta de la nacional. Un grupo de jóvenes con mucha hambre, que cuando lleguen al clasificatorio que comienza en 2015, después de la Copa América que se disputará en Chile, ostentarán, en teoría, la madurez suficiente para asumir el reto de buscar el cupo a Rusia 2018.

"Creo que hemos dejado una siembra importante, inmenso. Hoy (el martes) se vio en la cancha. Jóvenes, que jugaron como hombres. Y se los dije al terminar el partido. El futuro que quedará para la Vinotinto es muy grande", explicó Farías, quien colocó el once más joven que ha utilizado en el clasificatorio a Brasil contra Perú.


Promedios y herencias. El equipo que jugó el martes en el Estadio José Antonio Anzoátegui tenía como media de edad 25,54 años, no obstante, la inclusión de Juan Arango (33 años de edad) y César "Maestrico" González (30 años de edad), levantó un average que en algún momento, con la inclusión de Rómulo Otero (21 años de edad) y Fernando Aristeguieta (22 años de edad), llegó a rozar los 23. 

En la Vinotinto además, la ausencia de Juan Arango para el próximo Premundial presagia la presencia de una oncena joven, rápida, muy dinámica; que puede apretar a sus rivales en su propia área y explotar la velocidad en los espacios que deje el conjunto oponente. Además, a esta camada se podría sumar en algún punto alguno de los jovencitos que entre octubre y  noviembre disputarán el Mundial Sub 17 de Emiratos Árabes Unidos. 

"Jugar con este grupo joven es fácil", aseguró Rómulo Otero, autor de un gol en la segunda mitad. "Son jugadores que le dan fútbol al equipo, tienen muy buen pie, jugar con ellos es una experiencia muy bonita que tuve. Espero seguir jugando y darle fútbol al equipo", argumentó. "Venimos trabajando en este cierre desde hace mucho tiempo. Yo espero sentarme a ver a estos muchachos por televisión, más adelante, y me sentiré muy orgulloso de ellos. Nos van a hacer disfrutar", remató Farías.


"La historia me juzgará"

Si bien Farías evitó hablar de su futuro al mando de la selección nacional, fue dejando algunas pinceladas de lo que podría ser el final de su ciclo de seis años, al comparecer ante los medios el martes en la noche tras batir a Perú 3-2

"Pararse aquí y soportar las cosas que me ha tocado, no es fácil. Le agradezco mucho a mi cuerpo técnico, a mi familia. Ver a mi madre llorando al terminar el partido, esas cosas, las personas no tiene idea de lo que es esto. A los muchachos, que siempre se brindaron enteros", aseguró en tono melancólico el sucrense. "No voy a hablar todavía de mi futuro. Queda el partido contra Paraguay, y no tengo la obligación de decidir ahora", agregó. 

"La historia se encargará de juzgar si lo que hicimos estuvo bien o mal. Yo tengo mi visión, y podremos compartirla más adelante", remató.