• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Revancha en el Chaco

Nicolás "Miku" Fedor protagonizó uno de los momentos más álgidos de la rivalidad con Paraguay en la Copa América

Nicolás "Miku" Fedor protagonizó uno de los momentos más álgidos de la rivalidad con Paraguay en la Copa América

En la Vinotinto no olvidan la derrota y la pelea con Paraguay en la semifinal de la pasada Copa América. Una rivalidad que se verá el martes, aderezada con la urgencia de ambas selecciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En Argentina se selló el pacto de paz entre Bolivia y Paraguay, que terminó con la Guerra del Chaco. Pero allí también se decretó una guerra que involucró a los guaraníes. Fue en Mendoza, en la semifinal de la Copa América 2011, entre la selección paraguaya y la Vinotinto. Una disputa que, por su dramático final, dejó muchas secuelas.

En aquella noche fría, Venezuela sucumbió en penales contra la albirroja después de dominar el partido y estrellar tres disparos en los postes.

Con los ánimos aún caldeados por un choque intenso, el partido tuvo un final abrupto, con guaraníes y llaneros liándose a las manos después de las burlas e insultos paraguayos y las respuestas adoloridas de los venezolanos. Antes, en la fase de grupos, Venezuela había podido empatar con ellos un partido que parecía perdido y los roces de ese juego tuvieron su punto culminante en esa semifinal en Mendoza.

"Negar que nos afectó salir así de la Copa América sería darle la espalda a lo que pasó esa noche", comentó Salomón Rondón. "Para nadie es un secreto que tenemos esa espina clavada, por cómo terminó el partido, y porque pudimos haberlo ganado. Siempre quedó ese rencor de haber salido sin merecerlo", aseguró.

César González aseguró que Paraguay esa noche no mereció ganar: "Fuimos mejores durante los 120 minutos del partido. Ellos no merecieron ganar, pero así es el fútbol. Ahora vamos para allá, con algo de eso todavía presente. Buscaremos los puntos que nos ayuden a ir al Mundial, pero también sacarnos esa espina".

Franklin Lucena, uno de los más afectados después del partido de aquella noche al fallar el tercer penal de la tanda que definió el juego, comentó que lograr un resultado positivo contra Paraguay significaría mucho para él. "Más allá de lo que me pasó esa noche, que ya lo dejé atrás, existe la motivación extra por cómo terminó todo. Hay que tratar de dar el máximo ahora, este partido es vital para nosotros, pero no negaré que tengo una motivación extra para jugarlo", dijo.

Mesura sin olvido. Juan Arango prefiere ser más cauteloso con relación al duelo del martes, aunque tampoco borra de su memoria los hechos de aquella noche mendocina. "Este es un partido difícil, porque el entorno extrafutbolístico siempre va a tratar de ponerlo como nuestra venganza con ellos. Y no se pelea por otra cosa que no sean los puntos. Lo que pasó quedó en el pasado, pero también nos sirve de motivación adicional", destacó.

Renny Vega estuvo igualmente mesurado en sus comentarios sobre el choque con los guaraníes. "Las cosas quedan atrás. Ellos ganaron esa noche, pero quien quita que ahora todo sea distinto. Lo único que me sigue molestando es que sé que nosotros pudimos pasar en la Copa, pero nada, eso ya pasó, ahora esto es la eliminatoria, es diferente", remató.

Con la urgencia que ambas selecciones tienen luego de perder en la más reciente jornada eliminatoria, no hay duda de la intensidad con la que se jugará este choque. El fútbol siempre da revanchas y esta es la que más ha esperado la Vinotinto en el último año.