• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Viaje a las alturas

La selección Vinotinto | Henry Delgado

La selección Vinotinto | Henry Delgado

La selección nacional partió a Bolivia en medio un intrincado operativo de seguridad para tratar de pasar desapercibidos en Maiquetía

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Esconder a una selección nacional en el principal aeropuerto de cualquier país cuando se juega un cupo a su primera Copa Mundial de Fútbol, puede ser una empresa además de compleja, casi imposible.
Ayer, el cuerpo técnico de la selección se ingenió una manera para que los jugadores de la Vinotinto y ellos mismos, lograran evadir a medias a la muchedumbre que deseaba saludarlos, verlos, sacarse una foto con ellos, o simplemente desearles suerte.
El equipo llegó desde El Vigía pasadas las 2:30 pm, y desde que las primeras siluetas de chaqueta blanca y mono vinotinto aparecieron en el pasillo principal del aeropuerto internacional de Maiquetía, la gente comenzó a voltear sus rostros y a tratar de obtener una foto, un recuerdo, algo de los jugadores vinotintos.
Los primeros en llegar fueron Rafael Romo y Richard Blanco, quienes venían de jugar con Mineros y pasaron desapercibidos entre la gente al no llevar la indumentaria que si cargaban Renny Vega y Roberto Rosales, quienes se encontraron con familiares y amigos en el aeropuerto.
Al lateral del Twente lo esperaban su esposa, sus padres y su hijo recién nacido, a los que apenas si pudo ver, antes de concentrarse de nuevo en el duelo contra Bolivia.
"Será mi primer partido en la altura. Estamos muy concentrados, se ha trabajado mucho y creo que podemos lograr un resultado muy importante en La Paz. Confiamos en eso", expresó el caraqueño.
Luis Manuel Seijas, también estaba en el primer lote de jugadores que atravesaron el aeropuerto por las puertas internas, antes de ingresar en la sala VIP del terminal internacional. "Para este partido hubo más trabajo, más preparación que hace cuatro años. Esperemos que el resultado sea el mismo, y saquemos una victoria", comentó el valenciano.
Mientras tanto, los estelares Juan Arango y Tomás Rincón salieron directamente al salón reservado, y cuando todo el grupo estaba reunido, ingresó el cuerpo técnico, sin César Farías.
Sólo se veía moverse cual peso pluma en medio de una apretada pelea al coordinador de la selección, Alirio Granadillo, quien bajó de la sala VIP al mostrador de Avianca, línea en la que viajó la selección a La Paz con escala en Bogotá; en no menos de siete oportunidades. El viaje finalizaría en el aeropuerto de El Alto, en la capital boliviana, pasadas las 3:00 am de hoy.
Esporádicamente los jugadores salían del salón para saludar a sus familias, y despedirse. Lo que además, atraía a algunos curiosos dentro del aeropuerto. "Creo que voy a perder mi viaje a Perú, pero no podía dejar de saludar a los muchachos de la Vinotinto", dijo una señora, cuyo hijo acababa de tomarse una foto con Tomás Rincón y Juan Arango, socios en todo momento, juntos desde que llegaron hasta la salida al altiplano boliviano.
Al final, el grupo se reunió completo y con trato estelar salió por la puerta trasera del salón VIP para tomar el ascensor que, sin mezclarse con el resto, los llevaría a la sala de embarque.
Arango, Gabriel Cichero, Vega, Fernando Aristeguieta, todos iban saliendo en una hilera en la que al final apareció César Farías, quien con gesto tímido pero confiado, se despidió pensando en lograr tres puntos vitales en la altura boliviana.



Salomón ya llegó

Mientras sus compañeros de selección hacían una intrincada maniobra para evadir a la gente, Salomón Rondón llegaba al país en un vuelo desde España donde fue recibido tranquilamente por toda su familia, en Maiquetía. "Vengo de una gran experiencia en Rusia, pero ahora ya toca pensar en la selección, en Uruguay, en tratar de sacar esos puntos y lograr una victoria. No creo que ellos (Uruguay) porque vengan sin ganar seguido sean un rival sencillo. Son duros, se juegan todo, y van a querer ganarnos. Ojalá saquemos esos tres puntos", remató el ariete, que se incorporará a los trabajos en Puerto Ordaz el lunes.