• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Vettel ganó de nuevo en Suzuka, pero Alonso aplazó sus festejos

El alemán Sebastian Vettel / Reuters

El alemán Sebastian Vettel / Reuters

Casi con total seguridad igualará los cuatro títulos del francés Alain Prost dentro de dos semanas en Nueva Delhi, donde se disputará el Gran Premio de India

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El alemán Sebastian Vettel (Red Bull) ganó hoy, domingo, el Gran Premio de Japón, donde logró la novena victoria de la temporada, quinta consecutiva, pero no pudo festejar aún su cuarto título mundial de Fórmula Uno seguido porque el español Fernando Alonso (Ferrari) fue cuarto.

Vettel, de 26 años, prosiguió con la aplastante marcha que le llevará este mismo año a un cuarto título mundial seguido al firmar su trigésima quinta victoria en F1 en Suzuka, donde logró su cuarto triunfo en cinco años y en 2011 -cuando fue tercero- celebró su segundo título.

El 'pequeño Kaiser' de Heppenheim, que ganó por delante de su compañero australiano Mark Webber -que había salido desde la 'pole'- y del francés Romain Grosjean (Lotus), lidera el certamen con 297 puntos, noventa más que Alonso.

Por lo que casi con total seguridad igualará los cuatro títulos del francés Alain Prost dentro de dos semanas en Nueva Delhi, donde se disputará el Gran Premio de India. Contemplando un hipotético triunfo de Alonso le bastaría ser quinto; e incluso podría no puntuar, siempre que el español no acabe entre los dos primeros.

Así que, si sigue con su aplastante dominio en India, Vettel emulará también a su compatriota Michael Schumacher y al argentino Juan Manuel Fangio, los dos pilotos que aún lo superarán en títulos y los únicos que encadenaron cuatro.

El 'Kaiser', séptuple campeón, logró cinco seguidos con Ferrari antes de ganar los dos primeros con Benetton. El 'Chueco', que ganó con Alfa Romeo, Ferrari, Mercedes-Benz y Maserati, logró su primera corona en 1951 y añadió otras cuatro entre 1954 y 1957.

El insaciable 'Seb' hubiese preferido festejar en Japón, pero la escudería de la bebida energética podrá ahorrar en champán, ya que es bastante probable que en tierras indias celebre asimismo su cuarto Mundial de constructores seguido. Tras el 'doblete' de hoy, Red Bull comanda con 445 puntos, 148 más que Ferrari, que mantuvo el segundo puesto, ahora con diez sobre Mercedes.

El inglés Lewis Hamilton, piloto de esa escudería, atacó a los Red Bull en la salida, pero sufrió un pinchazo en el trasero derecho y perdió toda opción antes de la primera curva, a la que llegó primero Grosjean, que salía cuarto y rebasó a Webber y a Vettel.

Por detrás, Alonso -octavo en parrilla- adelantó al alemán Nico Hülkenberg (Sauber) y se aprovechó del percance de Hamilton para situarse sexto a las primeras de cambio.

El inglés protagonizó su primer abandono del año en la vuelta 9, dos antes de que parara Hülkenberg, el primero en cambiar el neumático medio por el duro, para aprovecharse de la circunstancia de que Massa, que entró en la doce -lo mismo que Webber y el finlandés Kimi Raikkonen (Lotus)-, frenaba el ritmo a Alonso.

En el decimotercer giro entró en garajes Grosjean, al igual que el alemán Nico Rosberg (Mercedes), que tras cambiar neumáticos a punto estuvo de llevarse por delante al mexicano Sergio Pérez (McLaren, decimoquinto), que entraba en ese momento. Nico fue sancionado con un 'drive through', abandonó en ese instante los puestos delanteros y concluyó la carrera en octava posición.

Alonso pasó a neumático duro en la catorce, instantes antes de que a Webber le comunicaran por radio que la carrera se decidiría "en la última tanda", anunciando lo que todo el mundo esperaba. Al final, el australiano fue el único de los siete primeros que fue a tres paradas. El resto lo hizo a dos.

Tras el vigésimo giro, Grosjean lideraba por delante de los dos Red Bull, con el australiano Daniel Ricciardo (Toro Rosso) -único que aún no había parado- en cuarta posición y Hülkenberg quinto, por delante de Massa y de Alonso, que no superó a su compañero paulista hasta la siguiente vuelta.

En la 27, una después de que Webber efectuase su segunda parada, se traspasó el ecuador de la prueba con Grosjean liderando con 1,8 segundos sobre Vettel y 17,5 sobre el australiano; con Hülkenberg cuarto, a 29.2; y Alonso quinto, a poco más de medio minuto.

Grosjean paró por segunda vez en la 29, una antes que Hülkenberg, y cedió el liderato a Vettel, que en la 32 -un giro después de la segunda entrada en talleres de Alonso- comandaba con diez segundos sobre su compañero australiano y con veinte sobre Grosjean.

En esos momentos, Hülkenberg rodaba a 50 segundos y Fernando Alonso era quinto, a 54. Massa, sancionado con un 'drive thorugh' se hundía (acabaría décimo), mientras Raikkonen, que marcaba vuelta rápida provisional en la 35, rodaba sexto.

Vettel paró en la 37 y colocó de nuevo duros, marcando giro veloz parcial dos más adelante. Tras superar a Grosjean en la 41, sólo tenía por delante a Webber, que rodaba más lento. Era una cuestión de tiempo. Y al australiano lo pararon por tercera vez en la 43.

Mark Webber se conformó con marcar, una más tarde, la vuelta rápida (1:34.587) en carrera y con superar, tras una encarnizada batalla, a Grosjean en el penúltimo giro. Lo que le valió para acabar segundo.

Por detrás, los Sauber volvían a completar una gran actuación y celebraron el sexto puesto de Hülkenberg -al que Alonso había superado en la 46 y que también tuvo que ceder ante Kimi Raikkonen, que fue quinto- y el séptimo del mexicano Esteban Gutiérrez, que después de quedarse a las puertas en Singapur y Corea, hoy sumó sus primeros puntos en Fórmula Uno y se confirmó como el mejor debutante del año.

Vettel sumó su victoria 35 en F1 -sólo superadas por las 91 de 'Schumi', las 51 de Prost y las 41 que para Brasil obtuvo el malogrado Ayrton Senna-, pero el cuarto de Alonso aplazó su fiesta.

Después de haberlo hecho los tres años anteriores en Abu Dabi, Japón y Sao Paulo, la escudería austriaca para la que diseña Adrian Newey podrá festejar su cuarto 'doblete' seguido en India.