• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Venezuela no pudo ejecutar el plan original para contener a Ecuador

Venezuela y Ecuador igualaron 1-1 este martes por la décima fecha de las eliminatorias sudamericanas al Mundial Brasil 2014, en un partido disputado en Puerto La Cruz | AFP

Venezuela y Ecuador igualaron 1-1 este martes por la décima fecha de las eliminatorias sudamericanas al Mundial Brasil 2014, en un partido disputado en Puerto La Cruz | AFP

Hubo varios bautizos en la concentración. Los jugadores aseguraron que se les complicó la tenencia del balón por la defensa que mostraron los visitantes 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Nada es más desconcertante para un equipo, que tener que modificar sobre la marcha el plan de trabajo que pensado para tratar de lograr un objetivo. Es por esto que es un mérito adicional, el saber ajustarse a la medida de las posibilidades a lo que el camino te ofrece.

A Venezuela le costó asimilar el golpe que representó el gol de Ecuador el martes. Los jugadores lo asumen sin tapujos. El planteamiento del cuadro meridional anuló la estrategia original que planteó César Farías.

“Este fue un partido de mucho ritmo, de mucha dificultad, y nos quedó un sabor muy amargo por no poder ganar un partido así. Ecuador fue un equipo muy potente, muy rápido y al final sacar un resultado en esas condiciones, con un cuadro que te quita el espacio para desarrollar tu juego, es positivo”, consideró Franklin Lucena.

Para Josef Martínez, uno de los llamados a ponerle ritmo y movilidad al conjunto para paliar la potencia ecuatoriana, aseguró que fue mérito del rival haber contrarrestado lo que planteó Venezuela.

“Ellos jugaron bien. Nosotros también lo hicimos. Fue un choque duro, en el que trabajamos mucho para movernos lo más posible y atacarlos rápidamente, porque eran muy estáticos, pero después del gol ellos cerraron bien los espacios y eso nos impidió hacer nuestro juego”, comentó el delantero del Young Boys suizo.

Juan Arango destacó que hubo pasajes del juego en los que la Vinotinto evitó arriesgar más de lo necesario para preservar el punto, y esto impidió crear más espacios frente al cerrojo meridional.

“Ecuador se cerró bien, nos cortó los espacios y nos costó hacer lo que estaba planeado. No se perdió el partido, eso es importante, pero el empate nos costó mucho porque fue difícil crear espacios. Nos faltó movimiento y esto pasó porque teníamos que aguantar más la pelota, no regalarla fácilmente. Tal vez por eso no arriesgamos más con los pases y se nos complicó conseguir el espacio adecuado para penetrar la defensa de ellos”, destacó el capitán.

En la parte defensiva, Grendy Perozo consideró que su dupla con Fernando Amorebieta funcionó: “El ataque ecuatoriano era muy peligroso, Fernando y yo nos adaptamos muy bien. Ninguno de nosotros jugó en el partido pasado, así que fue una actuación positiva. El gol viene por un fallo puntual en un saque de esquina, y esa fue la única mancha que tuvimos”.

Ritual de iniciación

En la concentración Vinotinto bautizaron a los “nuevos” jugadores de la selección con varios cortes de cabello. A algunos de ellos, incluso, con retroactivo. “Son cosas que nos hicieron los que tienen más recorrido, Arango, Miku, Cichero. Ellos dijeron que era hora de cortarnos el cabello a los que estábamos nuevos. No tengo ningún problema en hacerlo. Incluso, agarraron a Amorebieta, a Frank Fletscher, que ya tienen tiempo con el equipo. Menos mal que no me cortaron como a Alain (Baroja), que le hicieron un mohicano”, destacó entre risas Josef Martínez, uno de los iniciados con la máquina de afeitar.