• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Venezuela convivió entre los viajes largos y el trabajo corto

Jugadores y cuerpo técnico de la Vinotinto destacaron el buen desempeño en las prácticas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El apretado calendario FIFA, y la brega en la que está inmiscuida Venezuela por entrar por primera vez a un Mundial, hacen que cada sacrificio, cada viaje largo, importe poco.

La mayoría de los jugadores que pisaron ayer sobre el césped del estadio Pueblo Nuevo de San Cristóbal, tuvo que atravesar el oceáno Atlántico y algo más para llegar a su patria, jugar 90 minutos, y regresarse tan pronto como hoy mismo a sus clubes en Europa.

“Con la selección no se viene a jugar. Este tipo de sacrificios, estos viajes, importan poco cuando se trata del equipo nacional”, explicó Tomás Rincón, quien vino desde Alemania para incorporarse al equipo en un duelo como el de ayer, donde sabía que no sería titular.

“Uno lo que está pensando ahora es en la manera de aportar para lograr el objetivo de la clasificación, y estas cosas suman. Todo lo que se pueda hacer para llegar bien a esos partidos bravos de la eliminatoria, contra Chile y Perú, será positivo”, agregó el mediocampista tachirense, ficha del Hamburgo.

“Los viajes son largos, las distancias grandes, pero cuando uno esta aquí eso importa poco”, consideró Salomón Rondón, quien viajó desde Rusia para disputar el duelo de anoche contra Bolivia. Al mismo tiempo, el ariete agregó que cualquier tiempo para trabajar junto a sus compañeros de selección, bien vale el esfuerzo.

“No hay tiempo para equivocarse, por lo que las sesiones de trabajo son muy intensas. Es fuerte, es sacrificado, pero no hay oportunidad para desperdiciar nada. Todo el trabajo se desarrolla con mucho ahínco, y ya se hace siempre pensando en lo que viene en la eliminatoria, y más cuando lo tienes tan cerca”, explicó el delantero caraqueño después de la sesión de entrenamientos de la selección.

“Si se hace un buen trabajo, no afecta el tiempo”, aseguró César Farías. “Los muchachos mostraron compromiso, mucha disposición, y trabajaron muy bien, en una cancha que estaba impecable”, aseguró el estratega, quien aprovechó la pequeña concentración para imprimirle matices nuevos al combinado nacional.

“Tratamos de tener a un equipo rápido, que pueda jugar corriendo. Sabemos que no se puede jugar sin correr, pero queremos un once que tenga movilidad, que sea capaz de crearse opciones de pase, que tenga mucho más la pelota arriba; y eso sólo se logra esforzándose, entregándose, aprovechando bien estas oportunidades de unirnos, jugar corriendo, que se entienda el término”, aseguró Farías.


Trabajo mañanero

Como la intención de la selección era aprovechar cada minuto, ayer el equipo nacional hizo una sesión ligera de entrenamientos en Pueblo Nuevo en el transcurso de la mañana, a las 6:30 am, antes de jugar contra Bolivia en la noche.

La Vinotinto además aprovechó el día, ya que al salir del “Templo Sagrado”, regresó directo al hotel a realizar una sesión de videos, aproximadamente a las 11:00 am, para repasar detalles técnicos y tácticos a trabajar para la próxima doble fecha de eliminatorias suramericanas, en las que Venezuela se enfrentará con Chile, el 6 de septiembre en Santiago, y a Perú, el 10 de septiembre en Puerto La Cruz.

Para minimizar el margen de error y evitar que los jugadores perdieran sus conexiones con vuelos internacionales, los jugadores de la Vinotinto tenían estipulado viajar anoche a Caracas, para que desde ahí cada uno salga a su destino final con sus equipos en el viejo continente.