• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Venezolanos festejan triunfos de la Vinotinto de puertas para adentro

La Vinotinto celebrando

La Vinotinto le ganó ayer a Uruguay

Hay un toque de queda autoimpuesto por los altos índices de inseguridad y el agotamiento ante la crisis económica 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un eco de gol y luego gritos de celebración emergieron desde dentro de los hogares en Caracas con el triunfo de la selección de Venezuela ante Uruguay en la Copa América Centenario, que se disputa en Estados Unidos, con el que la Vinotinto se clasificó para los cuartos de final del torneo

La emoción brotó pero puertas hacia adentro, pues los festejos no llegaron a las calles que lucieron relativamente vacías como ya es costumbre en las noches de la capital venezolana, con un toque de queda autoimpuesto por altos índices de inseguridad y el agotamiento de los venezolanos ante la crisis económica.

La imagen contrasta con lo que acostumbraba a verse en la ciudad, donde la gente poblaba las plazas públicas para ver en pantalla gigante el partido de la selección nacional en eventos organizados por las alcaldías o en los centros comerciales, donde las empresas de bebidas y alimentos aprovechaban los espacios para el mercadeo.

Anoche algunas alcaldías de la capital venezolana en el este y oeste de la ciudad invitaron a sus ciudadanos como de costumbre, pero la convocatoria no tuvo una respuesta masiva.

Algunos bares y restaurantes también intentan llamar la atención de los venezolanos con la transmisión de los partidos de la Vinotinto y a través de promociones especiales, pero los locales exhiben muchas mesas vacías y los costos de los menús, debido a la alta inflación, son una de las tantas explicaciones para ello.

Ayer los habitantes de Caracas habían sido testigos de saqueos y protestas por alimentos en zonas populares, algo que se ha vuelto cotidiano en todo el país, y a esos pesares se une el racionamiento eléctrico impuesto por el gobierno ante la crisis del sector, lo que ha provocado que muchos venezolanos se queden sin ver los juegos.

El domingo pasado, cuando Venezuela debutó ante Jamaica, en muchas ciudades del interior la gente expresaba a través de las redes sociales su congoja por perderse el partido.

Ayer le tocó a Caracas en un sector de Petare, una barriada que ha sido calificada como la favela más grande de América Latina, perderse el tanto de Salomón Rondón por no tener luz. Los gritos de gol fueron sustituidos por un cacerolazo de protesta, según reportaban los ciudadanos en Twitter.

Esa red social fue el punto de encuentro de los venezolanos, que convirtieron a la Vinotinto en tendencia. Los mensajes llevaban un lema común, #ContigoVinotinto, que fue el medio utilizado por la mayoría de los políticos de todas las tendencias para hacerse eco de la buena noticia.

La victoria de ayer era deseada, la mayoría de las encuestas en medios electrónicos favorecían a la Vinotinto, y fue recibida con agradecimiento.

El sentimiento general de los venezolanos es que la selección nacional los une porque, en un país duramente dividido políticamente, la Vinotinto es el único triunfo que tiene un solo bando.

Pero también porque el buen desempeño de Venezuela en la Copa América Centenario ha sido de las pocas buenas noticias del país en medio de la delicada situación que atraviesa.