• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Un Más Valioso desde el dugout

Alex Cabrera viene de una suspensión de dos partidos | FOTO: AVS PHOTO REPORT

Es la primera vez que alguien gana el MVP en la LVBP con 40 o más años de edad | FOTO: AVS PHOTO REPORT

El oriental inspiró a muchos compañeros, en una campaña que empezó como invitado a ganarse un puesto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más allá de los múltiples misiles que salieron disparados del madero de Alex Cabrera, que ayudaron a remolcar un número significante de carreras y que a su vez dieron triunfos suficientes para que los Tiburones se metieran en la postemporada, hay un Más Valioso que muchos no ven y ni se imaginan, un Más Valioso que no se refleja en las estadísticas.

“Sólo verlo batear es un motivación extra. Te dices que si él lo hace, tú también lo puedes hacer mejor. Si yo bateaba antes que él, sabía que tenía que embasarme; te garantizaba una carrera, porque él me empujaría”, relató el jardinero canadiense Jamie Romak, en las postrimerías de la ronda regular.

“Si hay alguien que trabaja es Alex Cabrera. La dedicación y mentalidad que tiene es enorme. Tú ves a ese hombre, con esa edad, en el dugout, y los demás se contagian”, esbozó Lino Connell, coach de bateo del conjunto de La Guaira.

Esos son tan solo dos reflejos de lo que significó El Samurái, durante la temporada regular para los salados. Y es que ayer se confirmó lo que era un secreto a voces: el toletero de 42 años de edad se convirtió en el primer pelotero que gana de manera unánime el Más Valioso, luego de 27 entregas previas de dicho galardón en la LVBP.

No había que sumar mucho. Atrapar la Triple Corona del bateo por vez primera en la pelota local era un presagio para este elección inédita. Con el average de .391, los 21 de jonrones y las 59 rayitas traídas al plato, el nativo consiguió lo que le fue esquivo a Wilmer Fields por un jonrón (en la 1951-1952) y a Alvin Davis por tres impulsadas (1983-1984).

“A uno lo recuerdan por la historia. Bueno, fíjate, ahora se tendrán que acordar de Alex Cabrera”, comentó el oriental que, entre otros logros, quebró la marca de cuadrangulares en una zafra luego de 33 años de vigencia.

“Mucha gente no creía en él. Fue pieza clave en el ensamblaje del equipo, pero lo más elemental fue verlo desde el primer día en los entrenamientos aconsejando a los muchachos, fue el mentor y guía para quienes lo vieron desde el inicio”, comentó Francisco Arocha, presidente del club del litoral central.

“Los momentos más importantes de esta campaña fue poder presenciar el jonrón 20 y 21 de Cabrera. Para todos era un modelo a seguir de solo ver lo que hacía a diario”, expresó Carlos Sánchez, quien se erigió como el Novato del Año de la zafra.

Méritos

Aparte del MVP unánime, se convirtió en el cuarto jugador que consigue dicho premio por segunda ocasión en la pelota local. Igualó a Luis Sojo (1989-1990 y 1993-1994), Robert Pérez (1995-1996 y 2006-2007) y Roberto Zambrano (1999-2000 y 2001-2002). El Samurái lo había ganado en la 1997-1998 con Pastora de Los Llanos.

Es la quinta vez que un jugador de los Tiburones de La Guaira atrapa el galardón; el último había sido Grégor Blanco en la zafra 2011-2012.

En esta campaña, Cabrera terminó con 30 encuentros multi-hits (23 juegos de 2 hits, 6 de 3 y 1 de 4). Acumuló dos cadenas de 10 encuentros con al menos un imparable y una racha de 11 incogibles. Además, se quedó a 4 del récord de 164 bases alcanzadas en una zafra en el circuito. Amén de un OPS de 1.225, también marca para el circuito en una zafra.

En total, llegó a mantener durante 33 días seguidos la Triple Corona en su poder.

En noviembre impuso el récord de 17 jonrones en un mes en el circuito, con una media de un vuelacerca cada 4.88 turnos al bate. “Si el récord de Baudilio era difícil, este de 17 en un mes, lo será aún más”, vaticinó.

“Alex este año se convirtió en un mejor bateador. Ahora con dos strikes le da a la bola hacia la zona contraria, eso te da más contacto y a su vez más impulsadas. Eso es el fruto del trabajo”, razonó Jorge Velandia, gerente deportivo de La Guaira.

El Samurái pudo jugar con otro equipo 

Alex Cabrera pudo haber jugado esta temporada con un uniforme diferente al de los Tiburones de La Guaira. La incertidumbre de las condiciones en que se encontraba el Samurái, llevó a que gerencias de otros clubes se negaran a hacerse cargo de él. “Uno es consciente de lo que significa Alex y de lo que es capaz de hacer, pero el salario era un tanto elevado”, confesó un gerente de la LVBP, en calidad de anonimato.

“Si uno fuera vidente, claro que lo aceptábamos. Con esos jonrones e impulsadas, estaríamos cómodos”, agregó el informante.

Ejecutivos de al menos tres equipos confirmaron que Cabrera estuvo en el mercado durante la primera semana de este campeonato. Sin embargo, la directiva de los salados negó dicha versión con el toletero designado, quien fue el nombre más resaltante (junto a Rainer Olmedo y Órber Moreno) de los 201 jugadores-coaches que fueron dejados libres entre los 8 conjuntos del circuito, antes del inicio de la zafra. El de Caripito, igualmente, fue invitado a ganarse un puesto con el equipo. Un directivo explicó que fue una “estrategia” para la discusión del salario.