• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Valentino es, siempre Valentino

Rossi con la camiseta de Maradona | Foto AP

Rossi con la camiseta de Maradona | Foto AP

El nueve veces campeón mundial siempre tiene una sorpresa: esta vez subió al podio con una camiseta de Argentina con el 10 de Diego

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Y allí estábamos, invitados por la cadena televisiva ESPN y en la cuarta fila de una abarrotada sala de prensa, a la espera de la llegada de un extraterrestre del deporte mundial. ¿Con qué nos sorprenderá el nueve veces monarca? ¿Qué hará en esta oportunidad para llamar la atención de los medios?

En cuestión de minutos teníamos la respuesta. Valentino Rossi, el piloto italiano, que carrera tras carrera desafía el peligro, estaba allí, frente a más de 100 periodistas con una camiseta de la selección argentina de fútbol y con el número 10 en la espalda, ese número 10 con el que Diego Maradona puso de cabeza a todo el planeta.

“El número 10 no fue una referencia al décimo título por el que estoy peleando esta temporada. Era un homenaje a Maradona, un campeón que me impresionó ya la primera vez que lo vi, cuando tenía siete u ocho años, uno capaz de marcar la diferencia él solo”, señala el corredor nacido en la población de Urbino hace 36 años.

Rossi bajó de la rueda de prensa y de inmediato se dedicó a firmar autógrafos a cientos de aficionados que coreaban su nombre en los boxes de la escudería Movistar Yamaha. Y es que el actual líder del campeonato de MotoGP 2015, la máxima categoría del Mundial de Motociclismo, tuvo una jornada en el Gran Premio de Argentina que perdurará en la retina de los amantes del deporte de las dos ruedas.

El italiano no tuvo un buen desempeño durante las prácticas libres y luego, en la prueba de clasificación solo logró ubicar su máquina en la quinta casilla; mientras que el español Marc Márquez, bicampeón mundial y defensor de la corona, hacía todo perfecto. Dominó los ensayos y luego conquistó la pole. Durante la carrera también mantuvo el control de la justa y Rossi comenzó a descontar hasta colocarse a su rueda. A falta de dos vueltas para el final, Rossi superó a Márquez y éste lo tocó en la rueda trasera y se salió de la pista para terminar sin puntos. Il Doctore lo había hecho de nuevo. Manejó con comodidad y se apuntó una victoria sin angustia.

“He vuelto a ver las imágenes y lo confirmo: fue él quien me tocó. Márquez lo da todo siempre. Para él es 100 o cero. Te roza muchas veces, es un contacto que esta vez le ha salido mal: si me hubiera tirado a mí, habría habido un problema”, indicó ya en Europa a La Gazzetta dello Sport.

Una rivalidad que recién comienza. El español Marc Márquez hizo historia en 2013 al convertirse en el campeón mundial más joven en la historia de la máxima categoría del motociclismo. Ha ganado en las tres divisiones en las que ha competido en los últimos cuatro años. Tiene 22 años de edad y lo vimos celebrando por anticipado su victoria, en el hotel Los Pinos de Termas de Río Hondo, para luego no dar declaraciones a la prensa luego de la costosa caída que lo dejó sin puntos.

“Lo único que puedo decir, es que cuando uno corre contra un piloto como Valentino Rossi, siempre se aprende algo”, fue lo único que atinó a decir Márquez quien hoy, en Jerez de la Frontera, su patio, intentará salir del quinto lugar de la tabla de clasificación en la que está estancado con 36 puntos. 30 menos que Rossi.

Y qué decir de Valentino, siempre Valentino. “Gallina vieja hace buen caldo”. Un extraterreste con clase.