• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Valdebebas, el huerto del Real Madrid

Los juveniles venezolanos recibieron elogios. La ciudad deportiva del cuadro merengue cuenta con 10 campos para entrenamiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una, dos, tres y hasta cinco canchas de grama natural. Otras cinco, de césped sintético. Es el paraíso para cualquier entrenador.

La ciudad deportiva de Valdebebas, la casa del Real Madrid, tiene una lista de facilidades enorme: gimnasios, salas de calentamiento, un departamento de utilería, oficinas administrativas, vestuarios para casi una decena de equipos, un estadio para el segundo equipo y un salón desde donde se controlan todas las categorías, con un seguimiento pormenorizado a cada uno de los jugadores.

En sus campos se entrenan todas las categorías bases del conjunto merengue y, desde ayer y por toda la semana, los muchachos del campamento organizado por la empresa de alimentos Polar, a través de su marca, Harina P.A.N.

Al noroteste del centro se ubica la zona exclusiva, la de la primera plantilla. La única manera de parar en el estacionamiento de al lado es ser parte del primer equipo y llegar manejando un Audi, uno de los patrocinantes del club. Lamborghinis, Maseratis, Ferraris, ninguno de ellos puede detenerse ahí. Tampoco tiene acceso el resto de los jugadores del club, ni los trabajadores. Mucho menos la prensa, que suele ver únicamente el inicio de la práctica desde unas ventanas. En esa zona hay otros tres campos de grama natural, otro más pequeño llamado cancha táctica y otro campo, pero de arena.

Para llegar ahí, los jugadores deben ir escalando en el organigrama del club. Figurada y literalmente, ya que el edificio en el que se organizan los vestuarios de las categorías menores mantiene la inclinación del terreno. Abajo los más pequeños y a medida que se sube la colina, se asciende de categoría dentro de la estructura hasta llegar al Castilla, el filial del club blanco en segunda división.

Detrás de uno de los campos, el club ha iniciado la construcción de la siguiente fase del proyecto, que corresponde a una residencia para alojar a los futbolistas procedentes de otros lugares. Así es el huerto donde germinan los talentos que produce Real Madrid.

Buena impresión
Tras su primer entrenamiento en la ciudad deportiva, los juveniles venezolanos dejaron buenas sensaciones entre los técnicos del club blanco entre los que está Roberto Rojas, ganador de la UEFA Champions League de 1998.

Adalberto Peñaloza y Edson Tortolero fueron los nacionales que mejores comentarios arrancaron de sus adiestradores. El primero por su descaro y su disparo, y el segundo por su calidad técnica.

En esta primera sesión, los entrenadores le aseguraron a los muchachos que el “Real Madrid tiene los ojos abiertos”, dejando abierta la posibilidad de que alguno de ellos podría quedarse y fichar por los merengues.