• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

71-76. Valanciunas salva a Lituania del desastre

Valanciunas fue pieza clave en el triunfo de Lituania | Foto: EFE

Valanciunas fue pieza clave en el triunfo de Lituania | Foto: EFE

Cory Webster impulsó a Nueva Zelanda pero no pudo impedir la derrota del quinteto oceánico

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La gran actuación del pívot Jonas Valanciunas, especialmente cuando a su equipo se le complicó el partido al inicio del último cuarto, evitó la prematura eliminación de Lituania, bronce en el pasado Mundial de Turquía y vigente subcampeona de Europa, a manos de una peleona Nueva Zelanda (71-76).

El combinado oceánico nunca le perdió la cara al choque, pese a ir casi siempre por detrás en el electrónico, y a punto estuvo de dar la sorpresa y dejar fuera a Lituania en los octavos de final de la Copa del Mundo de la mano del escolta Corey Webster, máximo anotador del encuentro con 26 puntos.

Y eso que arrancó Lituania con más determinación que su rival. En defensa, bajo los tableros y también a la hora de atacar el aro contrario. De la mano de Motiejunas y Valanciunas, los lituanos abrieron una primera brecha de 7 puntos (5-12, min.6). Nueva Zelanda solo daba tímida réplica con los hermanos Webster. Tai, en el primer cuarto, y Corey en el segundo. Pero el concurso de ambos resultaba del todo insuficiente ante el baloncesto coral lituano (nueve de sus jugadores anotaron en la primera mitad).

Para colmo de males neozelandeses, Vasiliauskas, Pocius y Darjus Lavrinovic empezaron a calentar la muñeca con triples que dejarían un definitorio 9-23 al final del primer período. Fotu y Corey Webster despertarían a Nueva Zelanda al inicio del segundo cuarto (17-28, min.13), pero a esas alturas del choque, Valanciunas (10 puntos y 9 rebotes en el primer tiempo; 22 y 13 al final) ya se había erigido en el amo y señor de los tableros. Una canasta del pívot de los Raptors lograba la máxima diferencia en el partido para la selección de Jonas Kazlauskas (21-36, min.17).

Pero cuatro puntos consecutivos de Vukona y un tiro libre de Fotu enjugaban la diferencia lituana al llegar el descanso (26-36). En un igualadísimo tercer cuarto, el conjunto oceánico dejó claro que no pensaba tirar el partido. Apretó los dientes en defensa, niveló la batalla por el rebote, hasta entonces perdida, y redujo distancias gracias a unos buenos minutos de Penney y los triples de Fotu y el mayor de los Webster (50-58 al final del tercer cuarto).

Lituania empezaba a ponerse nerviosa. Tanto era así, que al inicio del último cuarto estuvo seis minutos sin anotar un tiro de campo al precipitarse una y otra vez a la hora atacar la zona neozelandesa. Entonces los hombres de Nenad Vucinic se pusieron por delante por primera y única vez en todo el partido (59-58, min.33) y Kazlauskas tuvo que pedir un tiempo muerto mientras los seguidores lituanos, mayoría en el Palau Sant Jordi, no podían creerse lo que estaban viendo.

Afortunadamente para Lituania, Valanciunas irrumpió de nuevo en el encuentro con insultante autoridad para adueñarse del rebote ofensivo, cargar de personales a los pívots rivales y anotar seis tiros libres sin fallo para volver a poner por delante a su equipo (63-65, min.37). Ya no peligraría la victoria lituana, por mucho que Corey Webster, el único hombre lúcido de Nueva Zelanda en la hora de la verdad, se empeñase en poner algo de emoción con cada canasta suya hasta el 71-76 final.