• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Triatlón hawaiano

Foto Cortesía Ironman

Foto Cortesía Ironman

El venezolano Fidel Rotondaro con 70 años de edad logró terminar la prueba Ironman 2013

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La competencia denominada Ironman reúne a los deportistas más fuertes del mundo en la disciplina de triatlón y un venezolano de 70 años de edad logró terminarla, Fidel Rotondaro, quien cruzó la meta a las 13 horas 10 minutos y 41 segundos, luego de haber comenzado este gran reto en Hawai, tiempo que lo ubicó en el puesto 1.600 de 2.070 atletas que se dieron cita en la línea de salida la semana pasada.

Un deportista que decide enfrentar este tipo de prueba debe estar familiarizado con diversas disciplinas. "Desde niño me gustaba mucho correr y realicé muchas competencias de atletismo en la Academia Militar donde estudié en Estados Unidos. Jugué mucho fútbol y comencé a correr carreras de larga distancia cuando tenía 38 años de edad, junto a Pedro Penzini, Tulio Carta y otros impulsamos y organizamos muchas de las carreras y maratones que se hicieron en Caracas y otras ciudades", dijo Rotondaro.

Superar retos. La motivación para lograr una prueba de largo aliento es fundamental. "Estar en buenas condiciones, superar retos y dificultades me motiva a correr largas distancias y por eso realicé el maratón Des Sables que tiene una distancia de 300 kilómetros en el desierto de Sahara, en Marruecos, en el cual participé dos años seguidos y la segunda vez corrí junto a mis dos hijos".

Logros. El triatlonista Rotondaro ha sido el único venezolano en correr el maratón de la Antártida y en participar en los siete maratones en los diferentes continentes, por lo cual le fue otorgado un conocimiento.

Una experiencia única. Por lo exigente del reto hay ciertos requisitos que cumplir, entre ellos la clasificación en 33 triatlones. "El Ironman es quizás la prueba más fuerte que he realizado. La de Kona, Hawaii, es de una organización impecable la cual reúne a los mejores atletas del mundo ya que para participar hay que clasificar en aproximadamente 33 triatlones mundiales donde se escogen más o menos 2.000 personas entre unos 80.000 competidores. En mi categoría (70 a 74 años) solo hay un puesto disponible por lo cual competimos en Kona 33 atletas ganadores de pruebas clasificatorias y tuve la suerte y el honor en quedar en el segundo lugar detrás del 7 veces campeón mundial Milos Kostic".

"La competencia en Kona tuvo dificultades por el calor y el fuerte viento pero por ser mi primer Ironman, lo hice con mucho cuidado más aún porque apenas un mes antes había ganado el Campeonato Mundial de Medio Ironman realizado en Las Vegas, Estados Unidos".

El reto es mental. "Lo más difícil en estas pruebas aparte del agotador y largo entrenamiento es fundamental la preparación mental, la buena alimentación, la confianza en ti mismo y la ayuda de otros".

Algunos se preguntan que tan exigentes son los entrenamientos de un atleta de la edad de Rotondaro y la respuesta es que son iguales o más exigentes que los de los jóvenes deportistas. "Mis entrenamientos son iguales y hasta más fuertes que los que hacía hace años atrás. Digo más fuertes porque tengo que entrenar con personas jóvenes muy buenas condiciones que me exigen mucho y que no puedo defraudar".

Próximas metas. El venezolano tomará un mes de descanso y volverá a la actividad en diciembre cuando se asistirá para el Campeonato Mundial de Medio Ironman en Canadá, al cual ya clasificó y donde buscará otra vez la clasificación al Ironman de Hawai, en la prueba de la isla St. Croix, en el Caribe. "Indiscutiblemente el deporte rejuvenece, sinceramente me siento con la misma vitalidad de cuando tenía 40 años. En las pruebas es alentador ver como los jóvenes cuando te pasan te alientan y felicitan".