• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Touré se reinventa como líder del Manchester City

12. Yaya Touré, 16 millones de euros | REUTERS

12. Yaya Touré | REUTERS

El técnico Manuel Pellegrini, ha encontrado en el marfileño a una de las piezas fundamentales para aportar estabilidad al centro el campo sin renunciar al fútbol ofensivo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A sus 30 años, el marfileño Yaya Touré compagina esta temporada en el Manchester City su labor como centrocampista de contención con una renovada faceta atacante que le ha llevado a ser, con 17 tantos, el máximo goleador de su equipo en la Premier.

El chileno Manuel Pellegrini, que tomó las riendas de los "citizens" este verano y aspira a conquistar el campeonato inglés, ha encontrado en Touré, exjugador del Barcelona de 1,91 metros, a una de las piezas fundamentales para aportar estabilidad al centro el campo sin renunciar al fútbol ofensivo.

Tras 29 partidos de liga, las estadísticas de Touré sobrepasan las de delanteros como el argentino Sergio 'Kun' Agüero, que suma 15 goles, el bosnio Edin Dzeko, que lleva diez, y el español Álvaro Negredo, con nueve.

Él sólo ha marcado en la Premier más tantos que los que han sumado en casa equipos como el West Bromwich (16), el Norwich (15) y el Crystal Palace (13).

Es, además, el tercer máximo goleador del torneo, tan solo por detrás del uruguayo del Liverpool Luis Suárez, inalcanzable con 28 tantos, y su compañero en los "reds" Daniel Sturridge, que suma 19.

La inspiración de Touré durante esta campaña es uno de los argumentos que explican que el City sea a estas alturas el máximo favorito para volver a conquistar la Premier dos temporadas después de haberse hecho con el título.

Los de Pellegrini son segundos a tres puntos del Chelsea, si bien han disputado dos partidos menos y superarían a los de José Mourinho si suman esos seis puntos todavía en disputa.

El cambio de esquema respecto al que el italiano Roberto Mancini dibujaba la temporada pasada en la pizarra del City ha propiciado que Touré superara este curso en la décimo cuarta jornada el número de goles que acumuló durante toda la campaña 2012-2013.

Con un doblete ante el West Bromwich el pasado 4 de diciembre, el marfileño dio la victoria a su equipo en un campo complicado (2-3) y sumó siete goles, uno más que los que sumaba al término del último campeonato.

Desde entonces, Touré ha continuado marcando con regularidad hasta que, esta semana, con tres tantos ante el Fulham el sábado (5-0) y otro frente al Manchester United anoche (0-3), se ha convertido en el atacante más letal del City en la Premier.

El logro marca un hito en la carrera de este centrocampista que perdió su plaza de titular en el Barcelona cuando el español Sergio Busquets comenzó a despuntar.

Touré aprovechó entonces la fiebre de fichajes que se vivía en Manchester gracias a los fondos del jeque Mansour bin Zayed y cruzó el canal de la Mancha por un traspaso cercano a los 30 millones de euros la misma semana en la que el también español David Silva cambiaba Valencia por el Etihad Stadium.

El marfileño dejaba atrás el mayor éxito de su carrera hasta entonces, el triplete de Liga de Campeones, Liga española y Copa del Rey que conquistó como azulgrana en 2009, pero miraba al futuro dispuesto a "hacer historia" en el City, como él mismo ha repetido en diversas ocasiones.

"Ha sido una decisión triste, porque todo el mundo quiere jugar en el Barça y yo he tenido que irme, pero no jugar ha resultado difícil. Vengo al City para ayudarle a crecer y alcanzar el nivel del Manchester United y el Chelsea", dijo Touré cuando aterrizó en Inglaterra.

El centrocampista puso al servicio de Mancini un físico imponente que lo convierte en un valioso centrocampista defensivo y una habilidad con el balón en los pies que lo asemeja a futbolistas aparentemente más técnicos.

Entre sus cualidades, además de la potencia y la velocidad, destaca la precisión con la que es capaz de enviar balones a la escuadra desde la media distancia, una aptitud que le ha servido para convertirse en uno de los lanzadores de faltas habituales en los "citizens".