• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Los Tigres se rediseñaron para poder celebrar otra vez

Los felinos celebraron el título | AVS Photo Report

La décima corona llegó con los grandeligas | AVS Photo Report

Después de dos eliminaciones, Aragua volvió a la pelea en la temporada pasada y ahora celebra la corona

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aragua ha disputado 10 finales desde enero de 2002. Nadie en la LVBP ha podido participar en 10 finales de 14 posibles. Y sin embargo, para conquistar el décimo título en la historia de la franquicia, fue necesario rediseñar al equipo que resultó eliminado dos veces, al finalizar la dinastía.

La corona que se ciñeron los Tigres el jueves, en Valencia, comenzó con el drástico cambio de alto mando, que trajo a Carlos Guillén como presidente, en sustitución del muy exitoso Rafael Rodríguez Rendón. Con Guillén se amplió la gerencia. Al Chalao Méndez se unió Illich Salazar, ascendido desde cargos menos prominentes, y David Concepción. Finalmente, el equipo se completó con Jorge Urribarrí.

Ese cambio de nombres y de número en el alto mando felino es crucial para entender el proceso que llevó a los bengalíes de vuelta al protagonismo. La dinastía se construyó con jugadores formados por la divisa o peloteros de bajo perfil venidos en pactos.

Tuvo siempre pitcheo criollo, especialmente relevistas de corto metraje. Contó con Miguel Cabrera, en un inicio. Y se nutrió de un grupo de guerreros que, sin importar su estatus internacional, salían a ganar ante quien fuera. Así lograron seis títulos.

Parte de ese espíritu se mantiene. Con nuevos rostros, pervive el carácter de otrora. Todos hablaban de eso en la cueva, cuando empezaba la remontada contra Magallanes.

Quizás sea la leyenda. O los jóvenes de antes aprendieron la lección y ahora la practican. Pero algo es seguro: la arquitectura de la divisa es diferente hoy.

Este título llegó gracias al aporte de figuras de fuste adquiridas en publicitados cambios. Ninguna novena tuvo tantos grandeligas en acción como los Tigres esta vez. Y eso, quedó claro, marcó una diferencia.

Sin miedo a los cambios

La llegada de Jorge Urribarrí completó un agresivo alto mando, porque ya Carlos Guillén e Illich Salazar fueron muy activos realizando cambios en 2014. Tanta iniciativa ha dado frutos. A los Tigres llegaron Sandy León, Hernán Pérez, Freddy García, Ronald Belisario, José Ortega, Eduardo Escobar y Alberto Callaspo. Todos grandeligas. Todos decisivos en la conquista.