• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Tigres confían en que se impondrán sus ganas

Freddy García será el abridor del último desafío, si la serie final se extiende hasta siete desafíos

Jorge Urribarrí, miembro de la gerencia deportiva de los felinos, asegura que la final del beisbol venezolano tendrá pocos juegos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jorge Urribarrí comenzó su carrera como ejecutivo al pie de Pedro Padrón Panza, con los Tiburones de La Guaira. Forjó equipos ganadores en muchas eliminatorias, a su paso por Pastora de Los Llanos y Águilas del Zulia, y sin embargo, por primera vez llega a una final.

Integrante de la gerencia deportiva de Aragua, el zuliano restó valor al hecho de verse por fin finalista en la LVBP. Y aunque se estrena en este tipo de duelos, aseveró sin ambages que su escuadra derrotará a los Navegantes del Magallanes “en poquitos juegos”.

“La clave va a ser el corazón, las ganas con que juegan los Tigres”, aseveró Urribarrí, al ser interrogado sobre el ligero favoritismo que otorgan los medios de comunicación a los Navegantes, un favoritismo que tiene su base en el pitcheo de los turcos.

Aunque dice que el tope durará “poquitos juegos”, dio por sentado que, de llegar a un séptimo partido, el éxito estará de su lado, gracias a quien está anunciado para abrir esa noche.

“El Freddy García de esta final es el Freddy García que ganó un juego decisivo de la Serie Mundial, el del séptimo juego contra los Bravos y los Tiburones”, proclamó. “Si llegamos a siete, él será el abridor y él está hecho para esos compromisos”.

Urribarrí también informó que el grandeliga Eduardo Escobar disputará toda la final, descartando que deba viajar a Estados Unidos por petición de los Mellizos de Minnesota.

“Va a jugar los poquitos juegos que nos tome ganarle al Magallanes”, expresó, aunque Escobar sólo ha dado por sentado el cotejo de anoche.

Urribarrí no quiso abundar sobre sus experiencias anteriores con Pastora y Águilas, aunque admitió que hay diferencias que se reflejan en esta clasificación.

 “Ahora hay más respaldo”, relató. “Presentamos algo que valía la pena, hemos dado un buen espectáculo y hemos invertimos esfuerzo y dinero para hacerlo realidad”.

A propósito de esas palabras, fue interrogado sobre las declaraciones del manager de los Tiburones, Buddy Bailey, quien habló del presupuesto de los felinos y aseguró haberse sentido como quien dirige un club de mercado pequeño contra los Yanquis de Nueva York.

“Alguien me dijo que Bailey dijo algo sobre nuestro presupuesto”, respondió Urribarrí. “El gobierno nacional nos da el mismo presupuesto (en dólares) a los ocho equipos. Quizás algunos equipos se hayan guardado parte de esos dólares, no lo sé. Pero nosotros los invertimos en el equipo”.


Magallanes confía en los abridores

Roberto Ferrari, presidente del Magallanes, considera que su equipo es más balanceado hoy que aquellas novenas que disputaron la corona del beisbol venezolano en los tres años anteriores, y aunque ahora él es el presidente de la nave, rechazó asignarle a la serie un valor especial, en lo personal.

“No es una final diferente para mí”, aseguró el ejecutivo, que antes formaba parte del comité deportivo de los Navegantes. “Somos un equipo que toma decisiones en conjunto, aunque ahora sea yo quien lo presida”.

Ferrari alabó a sus rivales, aunque considera que los bucaneros cuentan con los cañones suficientes como para ganar el combate. “Nuestro fuerte ha sido el pitcheo, sobre todo el relevo, y quizás allí tengamos una ligera ventaja. Allí y en el hecho de comenzar como locales.  “El equipo está bastante balanceado como para competir contra cualquiera. Y en series cortas, ya se sabe, el pitcheo manda. Creo que tenemos mejores abridores que en las anteriores tres finales. Y tenemos más experiencia”.