• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Swing de pesadilla

Josh Kroeger fue clave en la victoria del Caracas / Foto Alejandro van Schermbeek

Josh Kroeger fue clave en la victoria del Caracas / Foto Alejandro van Schermbeek

Un doble de Josh Kroger empujó la carrera de la diferencia para que el Caracas derrotara 5-4 al Magallanes frente a más de 20 mil personas que ocuparon todos los espacios posibles del Universitario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Josh Kroeger regresó a la alineación de los Leones luego de estar fuera durante un mes y, como en los viejos tiempos, volvió a ser ovacionado en el Estadio Universitario. Con un swing, la Pesadilla arruinó el sueño del Magallanes de extender su racha de triunfos y guió al Caracas a una victoria 5-4.

El jardinero, considerado uno de los bateadores más temibles del circuito en el último lustro, está en medio de un lento inicio de temporada, limitado por problemas físicos, pero logró salir airoso del turno más importante de la noche y respondió con un doble impulsor de dos carreras en el séptimo inning, que dieron vuelta al marcador y sellaron el destino del encuentro.

El batazo, ceñido a la raya del jardín derecho, provocó la euforia de los parciales caraquistas que corearon el nombre del importado cuando ancló en la intermedia y luego le obligaron a saludar con su gorra desde el dugout, después de terminada la entrada.

“Fue muy emocionante haber recibido ese apoyo del público. Es una situación en la que todo jugador quiere estar”, dijo Kroeger, que se perdió 21 días por una infección en la piel. “No me imaginé ser el héroe del partido, pero recé por ello”.

Con dos outs y Gregorio Petit en segunda, por sencillo y passed ball, Luis Rodríguez se fajó en un turno clave contra Juan Rincón y arañó un boleto, que extendió la entrada y colocó a Kroeger en el plato. El manager de los Navegantes, Carlos García, llamó al zurdo Carlos Hernández para encargarse de la situación y en conteo favorable de 1-2, dejó un envío en el medio que pudo manejar el slugger melenudo.

“La situación fue difícil, es un reto para el bateador relajarse en una situación como esa, pero mantuve el enfoque. Pienso que la experiencia de estar en estos partidos anteriormente me ayudó”, abundó Kroeger.

Frak Kremblas, piloto del Caracas, nunca pensó en sustituirlo por un emergente. “Ustedes lo conocen, le batea a zurdos y derechos. Los zurdos no le molestan”.

Magallanes parecía encaminado a un cómodo triunfo. Carlos Maldonado, con un jonrón de dos carreras, en el segundo acto, y batazos productivos de José Altuve y Leslie Anderson, en el tercero, colocaron a la nave arriba 4-0 contra Víctor Gárate. Una ventaja que lucía enorme gracias a la hermética actuación de Matt Shoemaker, efectivo con sus envíos quebrados y una recta pesada.

Pero luego de retirar a 11 rivales en fila, en el sexto tramo otorgó boleto a Henry Wrigley y luego recibió sencillo de Raúl Padrón. Parecía que la actuación del derecho se había acabado, pero luego de una breve conversación con el Almirante García, siguió en el montículo y Carlos Rivero lo saludó con un cuadrangular que metió al Caracas en el partido.

“El primer envío fue un slider, así que esperé la recta y pude conectarla. Es el jonrón más especial de la campaña, por el público y porque fue contra Magallanes”, dijo el antesalista.

García defendió la decisión de dejar a Shoemaker. “Dijo que se sentía bien y sus envíos estaban rompiendo en la zona de strike. Tenía apenas 80 pitcheos y decidí darle un bateador más. Si no hubieran dado ese jonrón esta conversación no existiría. Perdimos el juego. No hubo una razón específica. Simplemente perdimos”.

El bullpen del Caracas se encargó de cerrarle la puerta al visitante. Víctor Larez, Guillermo Moscoso, Héctor Rondón y Juan Carlos Gutiérrez se combinaron para dominar a 13 de los 14 hombres a los que se midieron.

La derrota rompió una cadena de tres triunfos de la galera y añadió otro capítulo a la histórica rivalidad.