• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Suspendidos los traqueos en La Rinconada

Los trabajadores aspiran a que los dueños de caballos cumplan con las cláusulas del contrato colectivo / Ernesto Morgado

Los trabajadores aspiran a que los dueños de caballos cumplan con las cláusulas del contrato colectivo / Ernesto Morgado

Un conflicto entre el personal de cuadras y propietarios de caballos originó la interrupción de los entrenamientos en forma indefinida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dirigentes del sindicato de caballerizos de La Rinconada decidieron suspender los traqueos en el hipódromo hasta que los propietarios de caballos no les den una respuesta definitiva en la discusión del contrato colectivo.

De acuerdo con las declaraciones ofrecidas por José Cárdenas, representante de los trabajadores de cuadra, la decisión se tomó debido a que los dueños de caballos no han cumplido con las cláusulas acordadas en el contrato.

“No hemos querido interrumpir el espectáculo, pero ya es hora de que los propietarios den la cara y cumplan con los beneficios por los caballerizos”, dijo.

Williams González, directivo de los trabajadores en conflicto, afirmó que el pago de vacaciones atrasadas y otros beneficios acordados en el contrato colectivo de los trabajadores no se han cumplido, lo que originó la suspensión de los entrenamientos hasta nuevo aviso.

 

Averiguación. Directivos del Instituto Nacional de Hipódromos ordenaron una auditoría a la Asociación de Propietarios La Rinconada, ente encargado de cancelar los sueldos y pasivos laborales de los trabajadores de cuadra, dueños de caballos y entrenadores, ya que la institución está al día en el pago de premio y no se entiende el atraso.

Los dueños de caballos alojados en La Rinconada tienen seis meses sin recibir el porcentaje de los premios que semanalmente ganan con sus pupilos.

De no llegar a un acuerdo entre los caballerizos y directivos de Asoprorin, no se realizarán las competencias programadas para el fin de semana en el óvalo de Coche.