• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

"El suramericano tiene más técnica porque empieza en la calle"

Teófilo Cubillas es el único peruano en la lista de los 100 mejores jugadores del siglo pasado elaborada por FIFA

Teófilo Cubillas es el único peruano en la lista de los 100 mejores jugadores del siglo pasado elaborada por FIFA

El ex atacante, presente en los tres mundiales que jugó su país, cree que Venezuela está muy cerca de ir a un Mundial

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Son muy pocos los carros en Lima que usan los vidrios oscuros. Uno de ellos es el Yaris negro de Teófilo Cubillas. Un carro pequeño, de dos puertas, que lleva y trae por la capital peruana a la máxima gloria del fútbol de ese país. En una esquina, un policía detiene el vehículo para pedir el carnet que debe tener cada carro con las lunas oscuras, como le llaman allá. Al bajar la ventanilla, el oficial reconoce de inmediato al ex delantero, uno de esos jugadores que para presentarlo se eligen los dos o tres mejores reconocimientos para no extenderse con el más de medio centenar de distinciones que acumuló y que tiene guardadas en su casa.


“Pase adelante, disculpe”, pide el oficial al reconocer al ex jugador de 63 años. Su cara es conocida como la del único peruano que estuvo presente en las tres clasificaciones del país a un Mundial de fútbol (1970, 1974 y 1982). Fanático de las baladas románticas, Cubillas se enorgullece al asegurar no haber fumado jamás un cigarrillo ni haber tomado nunca una gota de alcohol, ni siquiera en su matrimonio. De ese hábito proviene su apodo, cuando un compañero pidió que no le llevaran cerveza si no un vaso de leche. “Es un nene”, le dijo. Y así se quedó.
Tenía 17 años de edad cuando debutó en Alianza Lima y esa misma temporada terminó como líder goleador con 19 tantos. Se estrenó en la selección un par de años después y a los 21 se cruzó con Pelé, al que consideraba su ídolo. Esa tarde, en el Mundial de México 70, la selección brasilera ganó 4-2 a la peruana, pero Cubillas, quien hizo un gol, comenzó a ganarse el respeto de O Rei, quien al retirarse aseguraría que aquel moreno tomaría su puesto en el trono de Suramérica.


Hoy, a los 63 años, divide el calendario entre Miami y Lima. Y entre gimnasios, aviones y carros con vidrios ahumados, aunque sigue consiguiendo espacio para jugar algunas “pichingas”, como le dice a las caimaneras que suele montar con sus amigos, y donde partió esta conversación que luego terminó recorriendo las calles de la capital peruana sobre su Yaris negro.

-Parece que usted es de esas personas que jugaba al fútbol más porque le gustaba que porque era su trabajo.


-Yo siempre he dicho que soy un agradecido de la vida por haber hecho de aquello que más me gustaba mi modo de vida. Imagínate lo que sería el mundo si todos pudiesen hacer lo que más le gusta. Lamentablemente hay mucha gente que se quema las pestañas estudiando y tiene que trabajar haciendo otra cosa. Cuando yo era jugador no se ganaba lo que se gana ahora y yo decía: 'wao, ¿ahora qué voy a hacer?' y fíjate, me retiré hace 26 años y sigo viviendo de esto. Ha pasado mucho tiempo y la gente me sigue dando su cariño. Hay chicos de 10 o 12 años, que me piden una foto. ¡Y nunca me vieron jugar!

-¿Hoy en día parecen ser menos los que juegan sólo porque les gusta el fútbol?


-Lo que sucede, es que algunos, antes de jugar por amor, ahora lo hacen por amor a los chivilines (mientras hace un gesto de tener monedas en la mano). Mi posición es la de estar con los jugadores a morir. Estoy convencido de que Perú hace rato que podía alcanzar una clasificación al Mundial, ellos podían pero les faltaba el querer. Porque en la vida lo que priva es la actitud. Si tienes una actitud positiva lo vas a conseguir todo.

-Esa imagen que proyecta, del jugador que nunca bebió, nunca fumó, no es la que tiene hoy el futbolista peruano


-Es lo que no entiendo, lo que no concibo y no acepto. Justamente ahora, me he prestado para una campaña, para que sólo los chicos mayores de 18 puedan consumir bebidas alcohólicas. Yo puedo decir no lo hagan pero hay muchos de los actuales jugadores que lo hacen ¡y lo hacen en lugares públicos!, delante a veces de niños y los niños son imitadores en potencia. Si tú como ídolo, carajo, haces esas cosas, qué puedes esperar.

-¿Cree que ese cambio de paradigma es lo que ha hecho que Perú no haya vuelto a ir al Mundial desde 1982?


-Es solamente actitud, solamente querer. Los jugadores son animales de costumbres y nos acostumbramos a todo lo fácil. Si yo no hubiese ido a jugar a Europa, nunca hubiese encontrado esa diferencia, hubiera pensado que todo lo de aquí es lo mejor. Pero me tocó ir a Portugal, con un entrenador que me sacó mi máximo provecho, ese año hice 38 goles, tenía una condición física que no había tenido nunca. Porque había entendido que a un jugador hábil, le das condición física y hace lo que le da la gana. Pero a un jugador europeo de buena contextura física, es muy difícil que aprenda la técnica, porque la técnica nace con uno.

-¿Está seguro que la técnica es algo propio del Suramericano?


-Sí, es algo de este lado.

-¿Por que?


-De repente por las dificultades de chicos. En Europa los chicos comienzan a jugar en campos preciosos. Aquí nosotros empezamos jugando en la calle, driblamos a los transeúntes, a los carros. Y esos movimientos los llevamos al campo. A mi me tocó comenzar en tierrales y si tu aprendes a jugar, a dominar el balón en esas dificultades, después en un campo, caramba, se te hace facilísimo.

-Cada día en las ciudades parece haber más edificios y menos campos. ¿Eso afectará esa formación silvestre?


-Eso preocupa, pero igual, hoy en día los políticos saben que para ganar votos es importante el deporte. Imagínate, de un tiempo para acá, los políticos utilizan la figura del deporte para llegar a donde están. Fíjate, cuantos presidentes de clubes son congresistas o son alcaldes y la popularidad se la ganan es en el deporte.

-¿Por que los futbolistas cuando se retiran no quieren tener cargos directivos?


Hay algunos, pero por lo menos yo, tuve el máximo cargo del deporte peruano y eso sirvió para que luego dijera: ¡nunca mas!

-¿Por qué?


-Porque la política es de lo peor. Para la política los políticos, yo nací para el deporte, para otras cosas. Los respeto pero no quiero tener nada que ver. Para mi, no hay necesidad de tener un cargo publico para hacer cosas por tu país. Cuando estuve en ese cargo llegupé a los lugares mas recónditos y vi muchas carencias. Chicos sin zapatos, y los veía con tantas cualidades y pensaba, ¿cuántos de esos chicos crecen sin haber sido descubiertos? Carajo, cuántos talentos escondidos.

-Y por ejemplo, ¿sería directivo de un equipo?


-No. Y eso que me lo han pedido muchas veces. Yo alguna vez pensé ser presidente de mi equipo, Alianza Lima. Y yo sé lo que se necesita para sacar buenos resultados. Pero lamentablemente quienes están envueltos en Alianza Lima, son gente que quiero de toda la vida y si yo acepto, lo primero que tendría que hacer es deshacerme de toda esa gente porque es gente viciada, con una mentalidad que no es la que necesitas para ganar. Y a esta altura del camino no me voy a hacer de enemigos.

-Suele pasar en Venezuela que la federación de fútbol se estructura con los más leales y no siempre con los mejores preparados. ¿Es igual en Perú?


-Eso es lo que prima hoy en día. Lo ideal sería el zapatero a tu zapato. Yo he pasado por todos los escalones, fui jugador, entrenador, dirigente, hincha. De entrenador estuve cuatro meses y dije nunca mas. Encontré mucho conformismo en los jugadores.

-También es un riesgo para los futbolistas con tanto nombre, entrenar y exponerse. ¿No cree?


-Sí, y hoy en día ser entrenador no es nada fácil. Antes tu terminabas de jugar y lo único que hacías era aplicar lo que tu habías hecho como jugador. Con eso era suficiente, pero hoy en día tienes que saber de psicología, de medicina, de todo lo que es la conformación orgánica de tu cuerpo. Y es una temática lidiar con los dirigentes, con la prensa, los jugadores. Es amplísimo.

-¿El futbolista de hoy gana más de lo que debería?


-Yo estoy de acuerdo porque si tu pides algo y te lo pagan es porque lo vales. ¡Pero justifícalo!, ¡demuéstralo! Que cuando vayas a cobrar digas, sí, me lo merezco. Veo que (Cristiano) Ronaldo se gana tranquilamente un millón de euros al mes, a (David) Beckham le hicieron un contrato en el que ganaba un millón de dólares a la semana.

-Y todas las cosas que se podrían hacer en un país con ese dinero, cuántos hospitales, cuántas escuelas.


-Pero si es por mi, felicidad para ellos por lo que tienen. Pero yo he visto a Beckham, y tranquilamente hay muchos jugadores que están por encima.

-Y a Venezuela, ¿la ha visto? ¿qué le ha gustado?


-El solo hecho de que hayan venido 60 periodistas a Perú a cubrir el juego, muestra algo. Si en la vida siembras cosas buenas, vas a cosechar mejores. Venezuela se propuso un trabajo a largo plazo y está recogiendo frutos. Tienen un técnico con una gran capacidad. Y me valgo de los resultados, Venezuela nunca le había ganado a Argentina, eso demuestra que el fútbol es 11 contra 11. No es un deporte de individualidades, es un deporte de equipo. Si tienes a todos mentalizados que tienen que ponerse a disposición del equipo, van a estar siempre más cerca de los resultados positivos. Venezuela ya sabe que los partidos no duran 30 minutos, si no 90 o 95 minutos y durante todo ese tiempo hay que jugárselas. Venezuela era el patito feo, ahora todos quieren a Perú en su grupo, todos cuentan esos tres puntos. Y eso antes pasaba con Venezuela o con Bolivia, pero ellos ya fueron a un Mundial, falta Venezuela y está cerca.

-¿Cree que estará en el 2014?


-No será ninguna sorpresa si lo logra. Para mi, solamente van a demostrar que querer es poder.

-Con tantos avances, parece que lo físico y lo técnico se ha equiparado. ¿Es la actitud la que marca la diferencia?


-Es que la parte física, la parte técnica, la táctica es un porcentaje pero la actitud es lo que prima hoy en día para todo. Pero de que te sirve estar bien dotado, tener buena contextura, si no tienes ganas, deseos. La actitud es la que predomina sobre todas.

-¿Que le parece Messi?


-Uff, eso son palabras mayores Es un obrero del fútbol con los pies bien asentados en la tierra, que se merece todos los logros que alcanza. Porque es un jugador sin aspavientos, que no adopta poses. Cuando tiene que jugar se pone el overoll y juega para el equipo y lucha, si otros grandes fueran como él... Yo me deleito viéndolo. Hace el fútbol tan lindo, tan fácil. Es una delicia, yo me identifico con ese tipo de fútbol. Es un equipo que juega para ganar y para agradar.

-Para un romántico del fútbol, ver al Barcelona y a España ganar así, debe ser una victoria moral. ¿No?


-Muchos decían, pucha, que esos no iban a ganar por presencia. Pero siendo chatos se dieron el gusto de ganarle a los más pintados. Quedó demostrado que la talla no pesa.

Y con el final de la Avenida Arequipa en Miraflores, también llegó el final de la entrevista. El Yaris negro de dos puertas siguió, con sus lunas oscuras y con Cubillas adentro. El mejor futbolista peruano de la historia y, seguramente, uno de los más humildes del mundo también.

Ficha
Nombre: Teófilo Juan Cubillas Arizaga.
Fecha y lugar de nacimiento: 8 de marzo de 1949, Lima, Perú
Trayectoria: Alianza Lima (1966-1972), Basilea (1973), Porto (1973-1977), Alianza Lima (1977-1978), Strikers (1979-1983), Alianza Lima (1984-1988)
Palmares:
Campeón de la Copa América 1975. Campeón de Liga con Alianza Lima, Basilea y Porto. Incluido por FIFA en la lista de los 100 mejores jugadores del Siglo XX. Único futbolista peruano presente en tres mundiales (1970, 1974 y 1982) en los que jugó 13 partidos y anotó 10 goles.