• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Sorteo agridulce

Miguel Mea Vitali | Henry Delgado

Miguel Mea Vitali | Henry Delgado

Lara, Caracas y Anzoátegui enfrentarán a rivales que llegarán a la Libertadores tras realizar muy buenos finales de campaña este año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Miguel Mea Vitali asegura que estaba listo para lo que vendría, sabía que por más buena suerte que le acompañara, “no hay un sólo grupo fácil en esta Libertadores”. Su equipo, Lara, por primera estuvo en un sorteo de Copa y el resultado no tan desalentador como pudo ser para Caracas, que tendrá que medirse en el grupo 8 al campeón brasileño y al chileno, Fluminense y Huachipato respectivamente. O para Anzoátegui, que buscará su cupo en la ronda de grupos ante Tigre, actual subcampeón de Copa Sudamericana.
El cuadro de Ceferino Bencomo subirá el telón del torneo en casa, recibiendo al gigante de Río de Janeiro, el club que repatrió a Deco y que cuenta con el último líder goleador del Brasileirao: Fred, quien anotó 20 tantos. En la segunda fecha visitará al Huachipato del mismo Jorge Pellicer al que enfrentó en la final de 2007, cuando este entrenaba al Maracaibo. Un club que llega a la Copa con el envión de haber quedado campeón en Chile hace apenas 15 días. “Así son los grupos de Libertadores. Fluminense y Caracas son viejos conocidos, eso es lo bonito de esto”, comentó el ex DT del UAM a la web Ferplei en su país.
El grupo lo completará el vencedor de la llave entre el Gremio de Elano y Moreno Martins y el poderoso Liga de Quito, que cuenta con la altura de la capital ecuatoriana como uno de sus aliados.
Los rivales de Lara también tienen pedigrí, aunque su último semestre no haya sido tan espectacular. La Universidad de Chile, rey de Sudamérica hace un año, cayó en cuartos de final del último torneo austral. Actualmente vive una época de transición tras la salida de Jorge Sampaoli al seleccionado chileno y la llegada de Darío Franco. Por su parte, el Newell’s cinco veces campeón argentino terminó segundo durante el último torneo de su país. El cupo pendiente lo dirimirán el paraguayo Olimpia y el uruguayo Defensor.
“Todos son grandes en sus países”, opinó Mea Vitali, capitán de un Lara que sueña con trascender. “Vamos a ir a pelearla, tenemos opciones”. A su favor tiene varias cosas, ya que esquivaron la altura de los conjuntos bolivianos y si bien debe recorrer cerca de 27.500 kilómetros en viajes, la mayoría deben ser a ciudades principales de cada uno de esos países. “Lo que de verdad golpea son las horas de espera en los aeropuertos”.
El tercer venezolano en el bolillero fue el Anzoátegui que enfrentará al argentino Tigre en la primera fase. El cuadro de Buenos Aires fue subcampeón en la última Sudamericana pero quedó penúltimo en el torneo argentino. A su favor tendrá el poder cerrar la eliminatoria en casa, el 31 de enero. Antes jugará en la capital argentina, el 24 de ese mismo mes.

La cifra
66.730 kilómetros deberán recorrer los tres equipos venezolanos en esta Copa Libertadores. El viaje más largo lo realizará Caracas cuando visite a Huachipato en Talcahuano, el sur de Santiago.