• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Soldado se enchufa al nueve

Roberto Soldado en rueda de prensa / AFP

Roberto Soldado en rueda de prensa / AFP

 El jugador del Valencia, autor de 24 tantos en la pasada Liga, se postula como la referencia ofensiva para la selección

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Lesionado Villa, el goleador con el que España ganó el Mundial, y con Fernando Torres en baja forma tras un año complicado, en el que cambió el Liverpool por el Chelsea, Del Bosque buscó y no encontró un nueve de garantías, así que recurrió a la opción de jugar con un nueve falso en la Eurocopa de Polonia y Ucrania y apostó por Fábregas como jugador más avanzado.

Funcionó la idea, el de Arenys combinó y llegó, marcó dos goles, dio un par más y España revalidó el título europeo. Desde entonces, Del Bosque sigue buscando un nueve y no parece terminar de encontrarlo. “Nuestra inseguridad la ha marcado su irregularidad”, dijo Del Bosque la pasada semana sobre el ariete. “Quiero hacer cambiar de opinión a Del Bosque y que no piense que en España no hay un nueve en condiciones”, dijo Soldado, que reclama el derecho a ser el punta de referencia de La Roja con hechos: en los dos últimos amistosos, contra Haití e Irlanda, en Miami y Nueva York, ha rematado siete veces, dos al palo y una a gol en los 67 minutos que ha jugado. En Liga, tiene una media de acierto de un gol cada cuatro remates.

Para la Confederaciones, el seleccionador ha recuperado al Guaje, cuenta con El Niño y se ha traído a Roberto, al que esta temporada avalan cuatro goles en Champions y 24 tantos en Liga con el Valencia (cinco de penalti), 19 de ellos conseguidos con el pie derecho, uno con el izquierdo y cuatro de cabeza. Desde la Confederaciones 2009, España no llegaba con un goleador con tan altos registros goleadores en Liga. Entonces fue Villa, que firmó 28 goles con el Valencia. Antes del Mundial 2010, también fue el asturiano, con 21, conseguidos en el Valencia, y Llorente, con 17, firmó la mejor carta de presentación antes de la Euro 2012. El goleador riojano verá la Confederaciones por la televisión.

Pero Soldado es más que gol, y Del Bosque lo sabe. No es un rematador de área puro y duro, sino que sabe combinar, juega y hace jugar (ha dado cinco asistencias de gol en el último curso liguero, lo que para un tipo de instinto goleador no está mal).

Del Bosque bien lo sabe porque le conoce de sobra: fue él quien le fichó con 14 años para las divisiones inferiores del Real Madrid. “No era muy difícil saber a esa edad que iba a llegar, estaba claro que iba a ser futbolista de élite. Tiene condiciones físicas buenísimas. Apostar por él era fácil”. Llegó, pero tuvo que buscarse la vida, primero en Osasuna, volvió al Madrid, para poco, pasó por Getafe y ha terminado triunfando en Valencia.

“El Real Madrid te forma como jugador, como persona, pero a la hora de la verdad apuestan por gente joven del extranjero y a los canteranos no se le da ni la oportunidad ni tienen la paciencia que tienen con la gente de fuera. Pero el fútbol no se acaba en el Madrid”, reconoció.

Su futuro en Mestalla es incierto: “No me cierro puertas”, asegura

Soldado, que debutó en la selección siendo jugador de Osasuna de la mano de Luis Aragonés, lleva cinco goles con España —tres en un amistoso contra Venezuela, uno a Georgia y el último el pasado martes en Nueva York, contra Irlanda, que abrió el camino a la victoria en el Bronx—. Su presente está en la Confederaciones, pero su futuro es todavía incierto. El delantero podría dejar de ser jugador del Valencia al término de este campeonato en Brasil.

“No me cierro puertas”, dijo, sentado al lado de Navas, el último emigrante de La Roja. Soldado, que lleva nueve victorias en nueve partidos jugados con la selección, lejos de los más de 20 que acumuló Albiol, no le teme ni a las lluvias que caen sobre Recife, de cara al debut contra Uruguay (0.00 de la noche del domingo al lunes).

“Igual nos viene bien, el campo estará más rápido y eso favorece a nuestro juego”, aseguró. Él está enchufado al gol.

La FIFA intercede por Nigeria

La selección de Nigeria, campeona de Áfica y rival de España el 23 de junio, debería haber partido desde Namibia hacia Brasil para disputar la Copa Confederaciones. Las Águilas Verdes, sobrenombre con el que se conoce a los internacionales nigerianos, se negaron sin embargo a desplazarse hasta que su Federación no abonara las primas acordadas por los dos últimos partidos valederos para la clasificación del Mundial 2014. La intervención posterior de la FIFA evitó que el torneo se viera ante un grave problema. El organismo que rige el fútbol mundial garantizó que las águilas volarán y estarán en Brasil mañana.