• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Socolovich viene a practicar eso que aprendió en las mayores

Miguel Socolovich, lanzador de los Leones del Caracas/Leonardo Noguera

Miguel Socolovich, lanzador de los Leones del Caracas/Leonardo Noguera

El caraqueño practica suavemente, mientras prepara su debut como relevista del Caracas este año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Cuenta Miguel Socolovich que, al entrar al Wrigley Field este año, primera vez en su vida, se espantó al ver cómo el viento hacía ondear las banderas, casi con furia, desde el home hacia el outfield.

“Es difícil lanzar en las grandes ligas, mucho más difícil que hacerlo aquí”, advirtió el caraqueño, que se entrena suavemente con los Leones desde el pasado domingo. “Pero sobre todo, es difícil lanzar en ese estadio. Aquí (en el Universitario) la bola corre por el center. Allá corre por todos lados”.

Socolovich cumplió esta temporada uno de sus sueños como pelotero. Llegó a las mayores e incluso defendió dos equipos, toda una rareza en debutantes venezolanos.

“Pagué mi novatada”, añadió también. Y es verdad. Lo dicen los números.

Los Orioles le llamaron al equipo grande y aquel primer día arriba consiguió el recuerdo que más atesora: “Mi primer inning. Fue contra el primero, segundo y tercer bate de Detroit, y lo saqué un dos tres. El último out fue Miguel Cabrera; le hice un pitcheo afuera y dio un rolling a primera”.

Socolovich cerró con 6.06 de efectividad en 12 presentaciones, entre Baltimore y Chicago.

“Me fue mejor con los Cachorros”, admitió. “Aprendí mucho. Primero, en Baltimore, con todos esos veteranos en el bullpen. Y luego, en Chicago, con (el cerrador Carlos) Mármol”.

El derecho se trajo en el equipaje aquellas enseñanzas. Asegura que las aplicará en Venezuela.

“Vengo a trabajar en mi localización, a golpear con mi recta los dos lados del plato”, relató. “Esa es la clave para sacar outs. El slider me ayuda, también el cambio, pero quiero dominar con la recta los dos lados del home”.

No tiene fecha de estreno. Soltando el brazo, sintió agotamiento en los músculos y no quiere arriesgarse a una lesión.

“El cuerpo me dirá cuándo empezar a soltar y cuándo haré mi primer bullpen”, apuntó. “Lancé mucho este año. Por ahora, voy a correr y hacer mi trabajo físico”.

No le importa el rol en que será usado, setup o cerrador. “Lo más importante es ayudar al equipo”. Y cuenta los días para subirse al morrito, con la tranquilidad de que en el Universitario no tendrá que prestar tanta atención a las banderas.

“Aquí no sopla ese viento”, rió Socolovich. “Pero allá, desde que llegué, lo único que me decían era: ‘lanza bajito, bajito, bajito’. Y eso haré aquí también”.

 

Quiroz busca destacar

 Guillermo Quiroz dice estar renovado después de regresar este año a las grandes ligas con Boston, aunque poco participó en septiembre con los patirojos. “Eso es importante, volver al mayor nivel”, confesó el careta de Lara. “Aunque sólo tomé dos turnos tuve un trabajo intenso con el coach de bateo”.

Aunque suele destacar por su defensiva detrás del plato, el zuliano ya dio pistas de lo que puede hacer con el bate: Jonrón en el primer partido del año, el martes contra Caracas. “Las expectativas son bastante buenas. No paré de trabajar después de la campaña en Estados Unidos. Estoy listo para ayudar a Lara a clasificar”, aseguró el máscara de 30 años de edad.

En la receptoría se tendrá que turnar con José “Chato” Yépez, quien se incorporó ayer al equipo. “La experiencia que tengo es fundamental. Hay jóvenes talentosos en el bullpen de este equipo y ya los conozco, tenemos el mismo núcleo de otros años”, agregó Quiroz, que la temporada pasada ligó para .258 con 5 cuadrangulares y 26 impulsadas. Por el trabajo que hizo antes de incorporarse, una producción menor o similar no sería recompensa para él.