• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Sharapova sigue firme en el Abierto de Australia

La tenista rusa Maria Sharapova reacciona ante la kazaja Zarina Diyas durante el partido que enfrentó a ambas en la tercera ronda del Abierto de Australia celebrado en Melbourne/ EFE

La tenista rusa Maria Sharapova reacciona ante la kazaja Zarina Diyas durante el partido que enfrentó a ambas en la tercera ronda del Abierto de Australia celebrado en Melbourne/ EFE

La rusa tuvo que vencer el escalofrío de la derrota en dos ocasiones ante Panova, 150 del mundo, de la fase previa, antes de avanzar a los dieciseisavos de final, por 6-1, 4-6 y 7-5

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Rod Laver Arena, central del Abierto de Australia, fue testigo del escalofrío de la rusa Maria Sharapova, que salvó dos bolas de partido ante su compatriota Alexandra Panova, en la jornada más calurosa hasta el momento (32 grados) y de las dudas del suizo Roger Federer, con problemas en uno de sus dedos de la mano derecha, testado por el italiano Simone Bolelli.

Como le sucedió el martes al español Feliciano López, que salvó tres bolas de partido, Sharapova, segunda favorita, tuvo que vencer el escalofrío de la derrota en dos ocasiones ante Panova, 150 del mundo, de la fase previa, antes de avanzar a los dieciseisavos de final, por 6-1, 4-6 y 7-5.

Con 51 errores no forzados en su cuenta, Maria tuvo que templar los nervios en esos momentos, calmar sus latidos cuando Panova se dispuso a servir para ganar el encuentro y encontrar las líneas para abortar la que hubiera significado la mayor sorpresa del torneo.

"Estuve a un punto dos veces de salir del torneo. Ella jugó todo el partido con mucha inspiración", dijo la ganadora de cinco grandes sobre su rival, de 25 años, que no ha ganado todavía ni un solo partido en un cuadro de esta categoría.

Panova disfrutó de la ocasión de su vida con 5-1 en el tercer set, y una vez desperdiciada, se hundió en la desesperación mientras Sharapova ganaba seis de los últimos siete juegos, y se apuntaba la victoria en dos horas y 32 minutos, con 32 grados al sol.

"Con dos roturas en el tercer set, en lo único que pensaba es en mantener los intercambios", dijo Maria, que admitió que luego su experiencia le abrió el camino hacia el triunfo.

"Gracias a la experiencia subes de nivel mental y físicamente", dijo Maria, que el pasado año sufrió un despiste con mayores consecuencias cuando fue eliminada en los octavos de final por la eslovaca Dominika Cibulkova.

"Solo tenía que ganar otro punto, pero ella comenzó a golpear segura con ganadores", dijo Panova. "¿Qué podía hacer, jugar mejor o mantenerme con calma?", se preguntó Panova. "Ella es una gran luchadora y una gran campeona, para ganarla necesitas algo extra", añadió.

Federer sufrió el primer susto del torneo ante el italiano Simone Bolelli, pero cedido el primer set desarboló luego a su rival por 3-6, 6-3, 6-2 y 6-2.

Durante los 33 minutos del primer set, Federer no encontró manera de frenar la regularidad del italiano de 29 años, y fue hasta el octavo juego del segundo parcial, cuando el ganador de 17 torneos del Grand Slam, no dio el golpe de efecto necesario para cambiar el destino del partido.

Rompió entonces Federer por primera vez y fue en ese momento cuando el suizo gritó su célebre "vamos" en tres idiomas diferentes. De todas formas, las cámara de los fotógrafos se pusieron al rojo vivo cuando el suizo solicitó atención médica para tratarse un dedo de la mano derecha durante ese segundo parcial.

"No sé lo que es, parece como si me hubiera picado una avispa, pero no lo se", dijo en la pista, aunque luego en la conferencia de prensa, mirando su mano, comentó "no es una llaga, no se lo que es, está insensible e hinchada, mientras que no empeore está bien", repitió varias veces. El año pasado el español Rafael Nadal sufrió una llaga en la mano izquierda que no le impidió, no obstante alcanzar la final del torneo.

Menos pulsaciones tuvo que rebajar Andy Murray para imponerse al australiano Marinko Matosevic, por 6-1 6-3 6-2 en 102 minutos en el décimo partido entre ambos, todos con triunfo del de Dublane que ahora se enfrentará con el portugués Joao Sousa.

"Gane rápido porque hace calor ahí fuera" dijo Murray que tuvo que soportar los gritos de los aficionados y amigos del "aussie" en la pista Margaret Court. Pero Andy les acalló con un sobrio juego, únicamente alterado por 12 errores no forzados, por 48 de su rival a quien ya vencía por 5-0 tras los primeros 14 minutos.

"Comencé el partido muy bien", dijo Murray. "Marinco comenzó muy lento al principio y fue mejorando poco a poco, hubo un par de juegos en el segundo y tercer set que pudieron caer de cualquier lado, pero lo hicieron hacia el mío y fue un buen encuentro

Unos minutos antes de Murray, el francés Richard Gasquet eliminó a otro de los jugadores australianos del cuadro, James Duckworth, que llegaba como invitado especial por 6-2, 6-3 y 7-5. El discípulo del español Sergi Bruguera firmó 49 golpes ganadores y salvó las tres bolas de rotura que el "aussie" disfrutó.

Con todo, el checo Tomas Berdych fue el primero en alcanzar los dieciseisavos al derrotar al austríaco Jurgen Melzer, por 7-6 (0), 6-2, 6-2, y sigue sin ceder un set y feliz tras anunciar su compromiso nupcial con su novia, la modelo Ester Satorova.