• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Serena Williams se hace eterna en el Abierto de Miami

Serena Williams / AFP

Serena Williams / AFP

Williams, que apenas ha perdido 7 de los 74 partidos que ha jugado en el Centro de Tenis de Crandon Park, comenzó desdibujada su novena final en este escenario

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Serena Williams agrandó hoy su leyenda en casa al ganar su séptimo Abierto de Miami, esta vez por 7-5 y 6-1 a la china Na Li, que tuvo al alcance de la mano el primer set, pero la estadounidense se recuperó y dejó claro quién es la número uno mundial.

Williams, que apenas ha perdido 7 de los 74 partidos que ha jugado en el Centro de Tenis de Crandon Park, comenzó desdibujada su novena final en este escenario, con un flojo primer servicio y cometiendo fallos impropios, como los cuatro errores forzados en el primer juego.

La consecuencia inmediata fue una rotura de servicio, que puso arriba a Na Li en 0-2, y solo varios errores de la china impidieron que se ampliara la distancia en el marcador.

Pero la seis veces campeona en Miami no estaba fina, no se atrevía a subir las líneas y presionar más a Li, que movía a la número uno y aguanta sus duros golpes.

Todo fue a peor cuando Li se puso 2-5 tras sacar provecho de nuevo de la escasa fiabilidad de una de sus principales armas de su rival, el saque, que la llevó por la calle de la amargura en el primer set, con un porcentaje del 44 % de sus primeros servicios y tres dobles faltas en momentos delicados.

Pero la estadounidense, enrabietada, sacó toda su garra y ganó cinco juegos consecutivos. Había ganado sus dos enfrentamientos previos en Miami, y no iba a ser hoy el primero en su contra.

Primero rompió los dos servicios siguientes de la china, que buscó por todos los medios cerrar el set con 4-5, pero Williams ya había entrado en el partido. Lo hizo 40 minutos tarde, pero había llegado para seguir rompiendo récords en Miami.

Tras un periodo en blanco a favor de la tenista de Michigan, hubo un juego eterno, de esos que definen los grandes partidos y perfilan al campeón.

Li lo intentó, pero no supo concretar alguna de la media docena de oportunidades que tuvo y, entonces, Williams, la número uno, levantó al público al lograr el 7-5.

La tenista de Wuhan estuvo cerca, pero sigue su particular odisea para ganarle un set a la estadounidense, a la que apenas le ha superado en cinco sets a lo largo de doce partidos, con apenas dos triunfos a su favor.

El golpe anímico fue brutal para Li, que ya no se pudo recuperar. Si el primer set se prolongó durante una 1 hora y 13 minutos, el segundo no pasó de 46 minutos.

En esta manga, Serena avisó en el primer servicio de la campeona del Abierto de Australia y en el segundo consumó la rotura para despegar hasta un 1-3, ya inalcanzable, a pesar de que la china se negó a dejarse llevar.

Luchó en el sexto juego por ponerse 4-3 y tener opciones de formar un tercer set, pero Williams volvió a resistir el empuje rival y en cuanto pudo dio el zarpazo definitivo al partido.

Con su triunfo en Cayo Vizcaíno, la estadounidense logró el quincuagésimo noveno título de su carrera y el séptimo en un mismo torneo, hecho únicamente conseguido por las míticas Chris Evert, Steffi Graf y Martina Navratilova. Grandes nombres a los que se sumó la gran Serena Williams.