• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Seijas: No sé cómo llegarán Colombia y Argentina en marzo

 El volante anotó un gol en el primer partido del nuevo técnico / AFP

El volante anotó un gol en el primer partido del nuevo técnico / AFP

El volante anotó un gol en el primer partido del nuevo técnico, el ex jugador rumano Rednic

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El termómetro marcaba ocho grados centígrados en Genk. No fue la noche más fría que ha pasado Luisma Seijas en Bélgica, dónde admite haberse arropado para soportar sensaciones térmicas de -20 grados. Hace dos noches, no tuvo que usar tantas bufandas, primero por el termómetro, que aún no arrecia como promete hacerlo más adelante. Quizás sí tuvo que arroparse en el banco, al que volvió luego de una jornada fuera de la convocatoria, pero luego de entrar al campo la temperatura subió hasta llegar a su clímax al final del partido, cuando el valenciano marcó el 0-2 definitivo.

El tanto que sirve para reivindicar su regreso al campo luego de un mes sin mucha acción. También para ganarse la confianza del nuevo técnico, el rumano Mircea Rednic, quien aporta un pasaporte más al vestuario del Standard, uno en el que conviven varias religiones, 10 idiomas y 21 nacionalidades distintos, todas bajo un mismo techo. Una especie de torre de babel que tiene que entenderse para jugar al fútbol.

-¿Cómo se comunican en un equipo con tantos idiomas? -Hablamos inglés, la mayoría de los que somos de afuera.

Dentro del campo ya uno más o menos tiene noción de cómo expresarse en francés con los belgas, ya las terminologías las sabe hacer y cuando uno quiere decir algo se lo dices en su francés machucado, o como salga. Igual no es un vestuario tan unido como lo son los suramericanos, cada quien está en su lugar y ya.

-¿Y cómo es convivir con culturas tan distintas? -Hay muchas religiones, hay musulmanes, judíos, católicos, la verdad hay de todo. Pero nos entendemos, nos llevamos bien. La mesa donde estoy, estoy con Nacho (Ignacio González), Astrit (Ajdarevic) que es sueco porque se crío allá pero nació en Kosovo y es musulmán, también están otros tres israelíes que son judíos. Nos sentamos a charlar y vemos que tienen costumbres bien distintas y sus religiones no les permiten algunas cosas.

-¿Y es de preguntar cosas sobre esas culturas? -Claro, somos curiosos, Nacho y yo siempre andamos preguntando.

-Una mesa con tres judíos y un musulmán es todo un ejemplo de tolerancia.

-Eso también habla de que esas cosas deberían estar más allá de esos problemas, al final todos podemos convivir, por eso tantas cosas malas que uno ve. Ese tipo de ejemplos, pasa en Venezuela con la política y después viene la selección en la que cada quien piensa lo que tiene que pensar y en la cancha todos estamos juntos, bajo un mismo color.

-Habló de la selección. ¿Cómo se siente estar de regreso? -Recibí la convocatoria con mucha felicidad, pero más por estas dos semanas que he tenido que han sido difíciles en el equipo. Incluso se lo comenté a mi novia, ella se sorprendió porque fue de una manera muy efusiva, se sorprendió porque le parecía obvio, tenía confianza de que me llamaran pero es que con tantas cosas que no han estado saliendo, llega esa buena noticia y ahora estoy muy contento de volver a estar con el grupo.

-¿Cómo vivió el empate contra Ecuador? -Ahí estamos, la realidad está en la tabla hoy y ahí está todo muy apretado. Si estuviéramos de cuartos por los dos puntos que nos hubiera dado una victoria igual no se hubiera asegurado nada y no dejaría de ser difícil. A todos nos hubiera gustado ganar los tres puntos, pero hay un dicho que si no se gana, no se puede perder.

Ese cuarto lugar es una plaza que debemos defender, es una plaza que debemos aguantarla e intentar mejorarla. Vienen partidos que tenemos que sacarlos.

-Serán dos partidos contra el primero y el segundo de la eliminatoria.

-Sí, vienen en buen ritmo pero no se cómo llegarán a marzo. Me impresiona lo de Colombia, a la que realmente le está saliendo todo increíblemente bien, será un rival muy fuerte pero vamos a estar en casa. Tenemos que defenderlo. Igual falta mucho para esas fechas y es uno de visita y otro en casa, el deber es defender nuestra cancha y después siempre hemos sido una selección que afuera se nos dan las cosas.