• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Segunda jornada de test en Jerez empieza sobre pista mojada artificialmente

Entrenamientos en Jerez | EFE

Entrenamientos en Jerez | EFE

En el comienzo de la jornada han salido a la pista seis de los diez pilotos que hoy tienen previsto hacerlo y los equipos han aprovechado las circunstancias climatológicas para mojar artificialmente la pista antes del comienzo de los test y así poder rodar con los nuevos neumáticos Pirelli de lluvia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La segunda jornada, de las cuatro previstas en Jerez de entrenamientos oficiales de pretemporada de las escuderías de Fórmula Uno, se ha iniciado hoy sobre una pista mojada artificialmente debido a las previsiones de mal tiempo sobre esta ciudad andaluza.

Estos test, los únicos programados en Europa en la pretemporada para los equipos participantes en el Campeonato del Mundo, han comenzado sobre las 9:00 am con cielos encapotados y previsión de lluvia.

En el comienzo de la jornada han salido a la pista seis de los diez pilotos que hoy tienen previsto hacerlo y los equipos han aprovechado las circunstancias climatológicas para mojar artificialmente la pista antes del comienzo de los test y así poder rodar con los nuevos neumáticos Pirelli de lluvia.

La escudería McLaren ha estrenado su monoplaza con el británico Jenson Button, aunque tan sólo ha dado tres giros al trazado, los mismos que el Red Bull del actual campeón del mundo, el alemán Sebastian Vettel.

Entre los pilotos que han dado vueltas completas, el mejor tiempo lo marca el finlandés Valtteri Bottas (Williams), con 1.38.374, algo alejado del mejor crono marcado ayer por su compatriota Kimi Raikkonen (Ferrari), segundo hoy hasta el momento y que en la jornada inicial marcaba 1.27.104.

Los otros pilotos que han rodado vueltas completas hasta ahora son los mexicanos Sergio Pérez (Force India) y Esteban Gutiérrez (Sauber), siendo este último, con 19 giros, el más prolífico en la primera parte de los ensayos, que tienen previsto cerrarse sobre las cinco de la tarde.