• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Scola, el último eslabón de la cadena de Atenas 2004

Luis Scola tiene el reto de aportar su experiencia a la nueva camada albiceleste | FOTO EFE / Archivo

Luis Scola tiene el reto de aportar su experiencia a la nueva camada albiceleste | FOTO EFE / Archivo

Es el único miembro de la Generación Dorada que aún se mantiene en la selección sureña

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Luis Scola es el jugador de mayor jerarquía en el Premundial, pero eso no quita que su sencillez sea tan grande como su hoja de vida en la NBA, liga en la que el pívot argentino ha brillado en los últimos 6 años.

Por algo es la cara visible de la nueva edición del cuadro albiceleste, que ayer venció sin contratiempos 95 por 60 a Paraguay, con su contribución de 9 puntos y 5 rebotes en apenas 10 minutos de juego.

Ya no recibe las habilitaciones de Pablo Prigioni, ni disfruta de la ayuda de Manú Ginóbili en la ofensiva, cuando viste la camiseta de su país. La Generación Dorada, esa que consiguió la medalla de oro en Atenas 2004, tiene en su persona al único representante en la actual selección.

“Es tan amplio el tema del cambio generacional”, reflexionó el pívot de 31 años de edad al salir del encuentro de ayer. “¿Qué es el cambio generacional? Cada año se uno un jugador y se van mezclando las generaciones”.

Scola toma con calma las expectativas que se acumulan por la juventud del plantel sureño, dirigido por Julio Lamas. “Antes me tocó ser el más joven, ahora soy el más viejo”.

El pívot, que jugará la próxima campaña con los Pacers de Indiana después de su paso por Phoenix, presta mucha atención a cada detalle del clasificatorio de Caracas.

“Sabemos que los juegos importantes de la primera fase son con República Dominicana y Venezuela. Hemos jugado muchos partidos contra la Vinotinto, conozco su estilo. Lo que no sé es cómo está el equipo ahora mismo”, opinó el bonaerense.

Scola tiene el reto de ahora aportar su experiencia a la nueva camada. Como en su momento lo hicieron con él hombres como Leandro Paladino, Alejandro Montecchia y Rubén Wolkowyski. Es su turno.


Sin presión

A pesar de debutar con triunfo arrollador y tener el etiqueta de favorito para el certamen, el estratega de Argentina, Julio Lamas, asegura que la albiceleste no tiene nada que perder. No poseen la presión de regresar a su país con un trofeo.

“No tenemos deuda con nadie, ni crédito a favor para tener algo. Se trata de un grupo nuevo”, apuntó Lamas, en la rueda de prensa luego del compromiso de ayer en el que vencieron 95-60 a Paraguay.

“Aún estamos averiguando cuál es nuestro techo, a medida que pasen los juegos el equipo va a mostrar un poco más”, agregó Lamas.

Argentina  tienen un promedio de edad de 25.7 años, una de las más bajas del torneo.

Uno de esas figuras emergentes es  Facundo Campazzo, base del combinado sureño,  que apoyó la posición del estratega: “Aún estamos buscando una identidad. No creo que el equipo gire en torno a mi”.