• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Sanvicente: Aún me duele lo que pasó en Copa América

Hace un año Rafael Esquivel le entregó el mando de la selección a Sanvicente

Hace un año Rafael Esquivel le entregó el mando de la selección a Sanvicente

El estratega aseguró que su primer año al mando del combinado patrio cambió muchas cosas en su forma de trabajar y de vivir

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presencia de Noel Sanvicente ya no pasa inadvertida. Antes, “el hijo de María”, como suele autodenominarse en broma, podía ir a la panadería de la esquina de la zona donde vive a tomarse un café, y sólo quienes sabían de fútbol tenían que ver con él.

Lo mismo ocurre en Sabana Grande. Su paso permanente por la Federación Venezolana de Fútbol lo ha hecho familiar a los vecinos y a la gente que circunda la Torre Mega II, a donde Chita va cual oficinista, casi a diario. “Esa es una de las cosas más duras de ser seleccionador nacional. Estar tanto tiempo tan lejos de la cancha”, confesó el jueves, un día antes de celebrar su primer año como estratega en la Vinotinto.

“Al ser un técnico en un equipo estás día a día al pie de la cancha. Todo el año estaba ahí, viendo al jugador, planificando el juego, la semana de trabajo; en la selección tienes muy poco de eso. Es casi un trabajo de oficina, donde hay que hacer seguimiento al torneo local, a los de afuera, a los rivales, sacándole provecho a la tecnología; es un año de mucho aprendizaje”, explicó.

“Siempre busco ser protagonista, que mis equipos sean competitivos, que ganen. Nos ha costado ganar”, agregó. “Empecé con una derrota, pero hubo buenas sensaciones después de la Copa y me quedo con eso. El primer año ha sido muy importante. Esperaba más, pero toca seguir evolucionando para que los muchachos ejecuten mejor las ideas cuando vayamos al terreno”, consideró.

Sus primeros 365 días en la selección le dejaron le dejaron a Sanvicente satisfacciones y abatimientos, que se resumen en lo vivido durante el último mes en Chile. “La alegría más grande fue el triunfo contra Colombia, sin dudas. El partido contra Perú fue el más frustrante. No nos midieron con la misma vara. Era nuestro partido más importante, y no pudimos ganar”, precisó.

“Contra Brasil hubo buenas sensaciones en el segundo tiempo. Hay que pensar en grande y tener jerarquía para ganarle a los grandes, y cometimos errores ese día, con desconcentraciones que nos pesaron”, agregó el DT.
 

Posesión mundial. Una de las fallas recurrentes de la Vinotinto de Chita ha estado en el manejo de la pelota. Es algo que al DT le preocupa. “No quiero que Venezuela juegue como Barcelona, estoy claro. Pero hay equipos que te van a apretar, como Brasil, y tenemos que tener jerarquía para manejar bien el balón. No busco 40 toques seguidos, pero tampoco que en lo que nos caiga la presión, perdamos la pelota fácilmente”, explicó.

“En las estadísticas que recogimos está claro. Tenemos que manejar mejor el balón, algo está pasando ahí. Contra Brasil necesitábamos tener esa jerarquía, y no la tuvimos; y en vez de que sufrieran ellos, padecimos nosotros. No quiero 80% de posesión, pero hay que saber cuándo jugar rápido, y cuando tener la pelota, contrarrestar con el toque para desarticular al rival”, agregó.

A partir de octubre comienza el premundial suramericano, y Sanvicente comentó que intentará aprovechar la amplia base de jugadores que tiene. “Quiero que nuestros jugadores estén en buen momento, y sin lesiones. El camino es largo, pero aseguro que jugadores como Mario Rondón, deben estar.

Christian Santos. Alexander González, todos estarán cuando venga el momento, siempre y cuando lleguen bien en sus ligas. Se tomará en cuenta a los que estén bien, y que Dios me de la inteligencia de poner a los mejores”.

Estar en la selección era uno de los grandes anhelos de Chita como DT, y hasta ahora la experiencia ha resultado ser nutritiva. “No me sorprendió nada de la selección. A los 50 años de edad que tengo, uno está claro como son las cosas. Si debo resumir el año en una palabra, es aprendizaje. Es obvio que no vine aquí para aprender, pero todo esta experiencia sirve”, contó.

“A veces me paro en la mañana, y todavía no me he sacado el golpe de la Copa América”, añadió el seleccionador. “El equipo mejoró muchísimo en el torneo, y pensaba que las cosas iban a ser diferentes. Pero estoy convencido de lo que quiero. Habrá caídas, pero la idea es pararse, y volver a comenzar. La meta siempre fue clasificar al Mundial, a eso apuntamos, y es lo que me propongo”, remató.