• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Sambódromo de Sao Paulo se convierte en campamento de fiesta de Argentina

El sambódromo, hecho para rendir homenaje al samba y no a los ritmos brasileños que los argentinos, se convirtió hoy en el escenario de una fiesta improvisada en honor a Messi y su colegas, en la que no faltó la imagen de su Dios, Maradona

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La devoción por el color albiceleste y la fe a ciegas en la selección argentina han guiado a cientos de fieles argentinos hasta el sambódromo de Sao Paulo, un espacio donde unos doscientos hinchas acampan para seguir de cerca el encuentro del martes entre Argentina y Suiza por octavos de final del Mundial.

El sambódromo, hecho para rendir homenaje al samba y no a los ritmos brasileños que los argentinos, se convirtió hoy en el escenario de una fiesta improvisada en honor a Messi y su colegas, en la que no faltó la imagen de su Dios, Maradona.

El recinto fue habilitado por la Alcaldía de Sao Paulo como estacionamiento para decenas de autocaravanas de aficionados argentinos que visitan Sao Paulo por el Mundial de fútbol y que no contaban con un destino adecuado para hospedarse.

A pesar de la ausencia de lujos, el recinto, de 23.000 metros cuadrados, cuenta con 35 cuartos de baño, 4 duchas provisionales con agua caliente y la presencia de 20 agentes de seguridad, cuatro bomberos y una ambulancia que vigilan la zona para evitar posibles incidentes.

Convencidos del triunfo del conjunto dirigido por el técnico Alejandro Sabella, algunos anticiparon la celebración con cerveza, vino y mate; tocaron la guitarra; entonaron algún ritmo argentino, e hicieron rodar el balón simulando a algunos de sus ídolos.

"Ahora vamos a empezar a beber. Estamos aquí desde hace dos días, tranquilos, y ahora vamos a empezar con la kermés", comentó a Efe Pablo Mossa.

"Para mí va a haber mucha fiesta antes del partido. Va a ser una locura este lugar. Esto es totalmente argentino, este lugar es pura argentina", dijo Castellani, quien aparcó su furgoneta en el recinto este mismo lunes.

Algunas personas también vieron oportunidad de negocio en el campamento y se atrevieron a vender camisetas por 50 dólares a los pocos de hinchas que habían cruzado la frontera sin la equipación con los colores de Argentina.

Las autoridades esperan la presencia de más de 70.000 aficionados argentinos, aunque según la FIFA tan sólo 10.000 de ellos tienen ingresos, mientras que el resto deberá optar por la Fan Fest o el bohemio barrio de Vila Madalena, punto de encuentro de los miles de turistas que llegan a Sao Paulo con motivo del Mundial.

La "invasión" argentina ha atraído a muchos brasileños que se han acercado hasta el sambódromo para ver como disfrutan los seguidores de la Albiceleste.

"Existe una rivalidad Brasil-Argentina, pero creo que sólo dentro del campo. Las personas son muy amables. Cuando estuve en Argentina fui muy bien tratado y vine aquí para conocer un poco más su realidad y ver como se lo están pasando en el campamento", dijo Ronaldo Rosa, que con su cámara de fotos inmortaliza el momento.