• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Salvador Pérez cumplió un sueño, pero no del todo

El grandeliga estuvo hablando antes del juego con el catcher Miguel González y le pidió consejos para manejar a los pitcher de La Guaira

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Salvador Pérez cumplió ayer el sueño de jugar en Venezuela. Sin embargo, fue un deseo incompleto al no poder utilizar el número 15, dorsal que perteneció a Robert Marcano, quien jugó con los Tiburones durante 13 años.

“Siempre me ha gustado el número 15, pero no sabía qué era lo que pasaba con ese número. Me enteré hoy (ayer) y decidí jugar con el 31”, comentó Pérez entre risas, cuando se dio cuenta que son los mismo dígitos que utiliza en grandes ligas con los Reales de Kansas City, pero invertidos.

El receptor, quien salió temprano a tomar prácticas extra de bateo, pasó todo el entrenamiento con el careta Miguel González, quien ha sido utilizado por el manager de los escualos, Marco Davalillo, prácticamente a diario detrás del home.

“Durante la práctica estuve hablando con Miguel (González), para pedirle consejo y saber cómo manejar a los pitchers, porque es la primera vez que voy a ser receptor en Venezuela”, agregó el grandeliga, quien estará con el conjunto salado hasta el último juego de la ronda regular.

“Kansas City me dio permiso de jugar tres juegos partidos por semana y jugar a diario hasta diciembre, pero si pasamos a round robin pediré permiso para quedarme más tiempo”, comentó Pérez, quien esperaba este momento desde hace dos años, cuando fue llamado por los Tiburones al equipo grande, pero una gastritis lo dejó fuera del torneo y meses después debutó en grandes ligas, convirtiéndose en uno de los nueve jugadores venezolanos que se ha estrenado primero en la gran carpa, antes de estar en los estadios de beisbol profesional del país.

“Llegar grandes ligas es el sueño de todo pelotero, pero ansiaba el momento de jugar aquí para que mi familia y amigos me pudiesen verme jugar”, concluyó.