• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Salomón Rondón: Yo siempre supe que todo iba a salir bien

Salomón Rondón, delantero del equipo Rubin Kasan

Hoy Rondón jugará contra el Amkar por una nueva fecha del campeonato ruso

Después de explotar con seis dianas en el último mes, el ariete comentó que vive mucho más tranquilo en Rusia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Salomón Rondón no le gustan las cuentas. Desde que estaba en el colegio, la señora Maitana, su madre, contaba que tenía que perseguirlo para que se mantuviera haciendo sus tareas de matemáticas, mientras “Salo” corría por la casa en Catia con una pelota de fútbol, rompiendo ventanas y anotando goles.

Y esa costumbre se mantiene hasta hoy. “No sabía que llevaba tantos goles en tan poco tiempo, mi mamá es la que lleva todos esos números”, relató Rondón desde Kazan, Rusia, después de haber anotado dos la semana pasada contra el Rostov, y venir de marcarle al Inter en San Siro.

El caraqueño acumula seis dianas en el último mes, después de las dos que le hizo a Paraguay en el Defensores del Chaco. Ese día se abrió el grifo. “Ese día en Paraguay recuperé la confianza. Viví un proceso muy difícil, todo ese mes. Se dijeron muchas cosas, pero ya todo eso quedó atrás. Siempre tuve fe, y sabía que todo iba a salir bien. Mudarme a otro país, si bien era lo que yo quería, no fue un proceso fácil”, comentó.

No obstante, de los seis, el gol que recuerda con más gusto fue el que hizo en su estreno por la Europa League. “En mi debut en competición europea, en un estadio histórico, marcar un gol así, con la zurda, era algo que sólo me imaginé jugando en el colegio.

Un sueño, porque fue un comienzo por la puerta grande”, dijo. “El defensor me salió, y yo pensé en ganarle por cambio de ritmo. Lo dejé atrás y la pelota me quedó para pegarle con la zurda. Y como vi que el arquero salió no lo desaproveché” contó.

“Me recordó uno que hice cuando jugaba en Venezuela, con el Aragua contra Caracas. Dejé atrás a José Manuel Rey con una bicicleta después de un pase de Wuiswuel Isea, la pelota me quedó para la zurda y le pegué durísimo, y se coló pegadita al palo por debajo de Toyo”, recordó.

Sobre el choque contra el Rostov de la semana pasada Rondón aseguró que fue su partido más completo desde que está en Rusia. “Me gustó mucho. Fallé ocasiones claras, metí dos, provoqué un penal, fue mi mejor partido desde que llegué. Ahora sólo queda seguir jugando así, y trasladar este buen momento a la selección”, remató.

El valor de la familia

Para Rondón, la familia tiene un valor especial. Desde hace dos semanas, “Salo” tiene de nuevo con él a Rodrigo, su hijo, y a Valeria, su novia, y esta presencia le dio la paz que necesitaba. “Estar con mi familia hace que todo sea distinto. Siempre me ha gustado recibir el apoyo de mamá, papá, mi hermana; y siempre hablamos por teléfono, pero no es lo mismo verlos y abrazarlos. Lo mismo con mi novia y mi hijo”, contó.

Al mismo tiempo, Rondón sabía que fichar por Rubin Kazan fue difícil. “Había que asumir que era el momento de adaptarse a cosas nuevas. Por ejemplo, siempre jugué en lugares calientes, Maracay, Las Palmas, Málaga, y venir a un sitio frío era algo que quería afrontar. Robertico (Rosales) me dio muchos consejos. Ahora que tengo a mi familia conmigo siento que las cosas están completas”, sentenció.