• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Salomón Rondón espera por Villas-Boas

El atacante acumula 12 goles en competiciones UEFA en su joven carrera | Captura Site Zenit

El atacante acumula 12 goles en competiciones UEFA en su joven carrera | Captura Site Zenit

El delantero caraqueño podrá hacer el trabajo que en otros momentos el técnico le dio a Drogba o a Falcao

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

André Villas-Boas es un entrenador prematuro, a los 17 años de edad recibió su título de entrenador acreditado por la UEFA. A los 21 tomó las riendas de la selección de las Islas Vírgenes Británicas y dirigió, sin mucha suerte, parte de las eliminatorias para el Mundial de Corea y Japón 2002. Regresó a Portugal y se convirtió en asistente de Jos Mourinho. Su carrera despegó hasta llegar esta semana a San Petersburgo como el tercer entrenador mejor pagado del mundo (8.5 millones de euros anuales). En el Zenit, Salomón Rondón espera por él.

Durante su primera etapa como primer entrenador, Villas-Boas le dio continuidad al 4-3-3 con el que venía trabajando su predecesor. Terminó el año en el puesto 12 pero el Porto lo tomó tras la salida de Jesualdo Ferreira, quien dejaba atrás tres títulos de forma seguida.

Ideario. El joven entrenador apeló a su esquema modelo de 4-3-3 y colocó a Hulk, a quien volverá a tener ahora en el Zenit, pegado a una banda, dejando a Radamel Falcao por el centro. La fórmula funcionó tan bien que el equipo ese año ganó la Liga de Portugal, la Copa y la Europa League. En todo el año perdió solo dos partidos y en todo el torneo local cedió solo tres empates.

Su maravillosa temporada le sirvió para llegar al Chelsea. De nuevo insistió con tres atacantes, colocando a Fernando Torres o Didier Drogba como punta de lanza y colocándole dos escoltas, quienes partan un poco más atrás: Kalou, Malouda, Mata o Sturridge. Una derrota en los primeros 13 partidos parecan indicar un futuro esperanzador pero su equipo comenzó a dar tumbos a finales de octubre. Los malos resultados le llevaron a intentar nuevas fórmulas, con las que llegó a retomar vuelo un par de veces. Sin embargo, en marzo dejó el club a Roberto Di Matteo, quien terminó conquistando la Liga de Campeones.

Comenzó la temporada siguiente con el Tottenham. Pese a tener presupuesto para firmar jugadores, prefirió reforzar otras posiciones y se mudó a un esquema con un solo delantero. Un puesto que compartan Soldado o el togols Adebayor. Detrás del punta formaba tres volantes, con Aron Lennon y Gareth Bale más pegados a la banda. Por momentos, mudó a un esquema con dos delanteros en un más cálsico 4-4-2. Terminó el año quinto e inició el siguiente con la noticia de haber perdido a Bale, su jugador más decisivo. A mitad de diciembre fue despedido por el club.

Futuro. El lunes, Villas-Boas estrenará su proyecto en el Zenit recibiendo al modesto Krylya Sovetov. Ese día se conocerá el plan del entrenador portugués. Si retomar el modelo que ya le dio frutos en su gran temporada en Porto o si sostendrá el esquema que utilizó en sus últimos meses en el Tottenham.

Con una nómina con tantos recursos como la que tiene en el cuadro ruso, el portugués podrá apostar por cualquiera de los dos. Luciano Spalleti, su antecesor, utilizó un 4-3-3, con Hulk abierto a la banda derecha, Kerzhakov en el medio y Danny, Faizulin o Arshavin por el costado izquierdo.

Todos ellos permanecen en el club por lo que es posible repetir la fórmula, con o sin Rondón en el plan. Por características, Rondón se parece más que Kerzhakov al prototipo que Villas-Boas ha usado en ese puesto como lo son Drogba o Falcao. Sin embargo, no ser hasta el lunes cuando el técnico ponga sus cartas sobre la mesa.