• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Salomón Rondón no deja pasar una oportunidad

Salomón Rondón se ganó el puesto como titular gracias a sus goles / FOTO CORTESÍA ZENIT

Salomón Rondón se ganó el puesto como titular gracias a sus goles / FOTO CORTESÍA ZENIT

El atacante contó que André Villas-Boas bromeó con él tras el hat-trick que le anotó al Rubin, y confirmó que jugará en mayo con la Vinotinto si hay amistosos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Sentado en la banca fría del estadio nacional de San Petersburgo mientras el Zenit jugaba contra Rubin Kazan, Salomón Rondón tuvo un recuerdo que no le gustó en lo absoluto. Se vio de nuevo como en los primeros días del Málaga de Manuel Pellegrini, donde era suplente, y tuvo que ganarse un lugar a punta de sacrificio. 
“El técnico me llamó a jugar contra Rubin, y yo sabía que tenía que hacer algo para destacarme. Era mi ventana, mi oportunidad, y no la podía dejar pasar”, dijo Rondón, quien esa tarde anotó tres goles en 20 minutos para ganarse la confianza de André Villas-Boas, y de paso, colocó al Zenit cerca de la cima del torneo ruso, que finalmente atraparon este fin de semana, con otro tanto del caraqueño sobre el Kuban Krasnodar.
“Cuando terminó el partido, Villas-Boas se me acercó muerto de risa", recordó. "Me dijo ‘a las ex no se les trata así de mal’ y luego me felicitó. Sabía que había logrado mi objetivo”, contó el caraqueño, quien salió el sábado como titular contra Kuban anotó un gol y jugó todo el compromiso.
“Estoy muy contento porque se me volvió a abrir el arco. Cuatro goles en dos partidos es una alegría, sobre todo porque estaba muy incómodo al no jugar seguido. Pero esto del fútbol es así. Si no haces lo que tienes que hacer cuando te toca, no avanzas”, destacó.
Otra oportunidad que no quiere dejar pasar Rondón son los posibles amistosos que Venezuela tendría contra rivales mundialistas en mayo. “Si el profe Plasencia me llama, yo estaré ahí. Por más que sean amistosos, estos partidos tienen mucho significado, y más cuando se juega contra rivales mundialistas. Vestirse de vinotinto siempre es un orgullo”, apuntó. 

 

Recuerdos imborrables. Desde su llegada al Zenit, Rondón tiene un cargamento de buenos recuerdos que espera traerse a Venezuela. “El balón del hat-trick lo tengo conmigo. Ese se lo dejo a papá y mamá allá en Caracas. Lo mismo la camiseta. Me la firmó todo el equipo, la conservo porque es especial. La de mi debut en Champions. Son muchas alegrías”, dijo el caraqueño, a quien le entusiasma lo que puede venir más adelante.

“¿Ganar la liga rusa? Sí. Me ilusiona. Poderme llevar el título a Venezuela sería hermoso. Pero esto no termina. La pelea con Lokomotiv está muy cerrada (un punto de diferencia), y hay que seguir trabajando. Si se da, lo disfrutaré mucho”, remató el caraqueño.