• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Sabella: "Hay que liberar a Messi de la presión que tiene encima"

Alejandro Sabella no se molestó por los señalamientos de su jugador estrella | Foto EFE

Alejandro Sabella | Foto EFE

"Con un jugador como Messi siempre existe una dependencia. Tenemos que tratar a veces que sea menor, pero la dependencia siempre existe. Hay que Tratar de liberar a Messi de la presión que tiene encima. Somos un equipo y tenemos que ayudarnos todos", comentó

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alejandro Sabella, entrenador de Argentina, afirmó hoy en rueda de prensa que "hay que liberar" a Lionel Messi de la "presión" a la que está sometido con su selección, que mañana disputará ante Nigeria su tercer partido de la fase de grupos.

Messi, con dos goles decisivos en el campeonato, es hasta el momento, la mayor esperanza de Argentina para conseguir el Mundial de Brasil. Consciente de la presión a la que puede estar sometido su jugador, el técnico del combinado albiceleste pidió que dieran un respiro a su mejor futbolista.

"Con un jugador como Messi siempre existe una dependencia. Tenemos que tratar a veces que sea menor, pero la dependencia siempre existe. Hay que Tratar de liberar a Messi de la presión que tiene encima. Somos un equipo y tenemos que ayudarnos todos", comentó.

"Los últimos tiempos Leo ha jugado muy bien en la selección, ya sea en Argentina o en amistosos. Aquí ha sido decisivo en los dos partidos. La gente lo idolatrar, se lo ha ganado y trataremos de que sea así", agregó.

Sabella se mostró autocrítico con algún aspecto del juego de Argentina. Reconoció que su equipo tiene que "mejorar" tanto él como "todo el grupo" para encontrar un poco más de movilidad en la zona de ataque que permita abrir todas las defensas que se cierran cuando juegan contra el conjunto sudamericano.

"Vamos a encontrar un equipo distinto mañana. Nigeria tiene su potencial. Salen adelante muy rápido y son muy fuertes. Hay que mejorar para encontrar más movilidad para encontrar los espacios. Tengo que pensar en el equipo, que todos mejoremos. Es en lo único que me preocupo, en el rival al que nos enfrentamos y en mejorar para seguir en la Copa del Mundo", apuntó.

Además, reconoció que Argentina jugará con un sistema 4-3-3 aunque no desveló que jugadores estarán en el once inicial porque quiere esperar al último entrenamiento para ver su estado físico. Una de los cambios que podría hacer sería, tal y como reconoció, el de Marcos Rojo, que tiene una tarjeta amarilla y a quien podría reservar para los octavos de final del torneo.

"Aunque normalmente no soy de hacer muchos cambios. Siempre busco la confianza y más allá de eso hay que tener preparados a todos los jugadores porque no se sabe cuando los vas a necesitar. Merecen el respeto y por algo están en la selección", añadió.

Asimismo, insistió en la fortaleza de Nigeria, un equipo al que definió como "muy rápido en ataque" con jugadores muy físicos y potentes como Emenike que pueden crear problemas a sus hombres.

"Es un equipo desinhibido, como la mayoría de los africanos. Tienen esa manera de jugar que siempre hay que tener mucho cuidado. Tienen gran desdoble físico cuando suben para atacar. Pero no tienen la misma actitud férrea para marcar como Irán. Es un equipo que preocupa. Nigeria no es una sorpresa, Argentina, cuando le ha ganado, ha sido a pelota parada. Ha sido siempre un rival muy complicado", destacó.

Sobre las críticas que recibió su selección tras ganar 1-0 a Irán en el descuento con un gol de Messi, quiso dejar claro que en algunas fases del choque su equipo tuvo buenos momentos de juego.

"En el primer tiempo no faltó movilidad, tuvimos cuatro o cinco ocasiones de gol. En el segundo tuvimos también nuestras jugadas de gol. La de Di María, la de Messi... su arquero fue una figura. Que hay que mejorar, obviamente sí", señaló.

"En el análisis hay que analizar cómo juega el rival, el horario de juego, cómo fue el partido... algunas las puedo exponer públicamente, otras no. Ocho ocasiones de gol tuvimos, que no son pocas. No miro solo lo bueno también miro lo malo. Hay que mirar las dos cosas", manifestó.

"Los problemas del equipo a veces se pueden hacer públicos y a veces no. Hay que tener respeto por el grupo y es una tarea que responde a los demás equipos ver nuestras debilidades. Poco a poco vamos mejorando y trabajando, Tengo confianza porque los jugadores lo están dando todo y dando el cien por cien", recalcó.

Finalmente, no quiso hablar sobre las declaraciones del presidente de la federación argentina Julio Grondona, que tachaban a Diego Maradona de gafe porque no las "escuchó o leyó" y cuestionado por cuál es el equipo que mejor fútbol hace del Mundial declaró que está demasiado "preocupado" como para pensar en el resto de selecciones.

"No veo una revolución táctica en el Mundial. Está muy pareja. De repente Alemania golea y empata después. Italia ganó a Inglaterra y después perdió. Es un Mundial muy difícil, se juega en un país que es un subcontinente, con distancias grandes y cambios climáticos", concluyó.