• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

“Sabella encontró el lugar para Messi”

Santiago Solari | EFE

Santiago Solari | EFE

El ex jugador argentino destacó el crecimiento de la Vinotinto durante los últimos años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la ficha de Santiago Solari aparece la ciudad argentina de Rosario como la de su nacimiento, sin embargo, desde pequeño se acostumbró a la pelota y a los aviones mientras acompañaba a su padre, Eduardo Solari, quien fue entrenador en Argentina, España, México y asistente de su hermano, Jorge Solari, el Indio Solari, quien dirigió a Arabia Saudí en el Mundial de 1994.

Dos años después de esa Copa del Mundo, el zurdo Santiago comenzó a escribir su propia historia en River Plate, Atlético de Madrid, Real Madrid, Inter y el sábado viajará a Venezuela por primera vez en su vida para jugar en Puerto La Cruz en el marco de la Copa Italcambio.

Hoy está a punto de graduarse como entrenador mientras analiza el juego desde una columna en el diario español El País y de participaciones como comentarista de ESPN y Sky. “No era el más talentoso pero entendía el juego y eso me ayudaba”, cuenta con su risa fácil y una enorme sencillez.


-¿Cómo ve la recta final de las eliminatorias?

-Esa una carrera muy larga, y es parte de la normalidad que haya equipos con altibajos. Los jugadores no pueden sostener el mismo nivel por tanto tiempo. Ahora mismo todos están ahí, salvó Bolivia y Paraguay que se han quedado descolgados.

-¿Qué le ha parecido Venezuela?

-No sorprende, después de un trabajo como el que ha hecho durante tanto tiempo no es sorprea. Las posibilidades están muy parejas. Tuvo algo de mala suerte esta última fecha pero sin duda ha levantado mucho.

-En Venezuela muchos creen que Juan Arango ha tenido la calidad para llegar a un club grande y que no lo ha hecho por su pasaporte. ¿No se si es un exceso de nacionalismo o si cree que la clasificación al Mundial podría cambiar eso?

-Lo digo siempre: ¡El nacionalismo es una enfermedad contemporánea! Pero Arango es un histórico de Venezuela, lo mejor junto a Rondón, Amorebieta, Maldonado, Rey o alguno mayor como Stalin Rivas. Sin duda una clasificación le abriría la posibilidad de sumar más experiencia. Antes era difícil ver a un jugador venezolano en España y ahora hay 10 o 12 dando vueltas. Así es más fácil competir al máximo nivel, es una cadena, una cosa tiene que ver con la otra.

-¿Cómo cree que se definirá la eliminatoria?

-Veo que Uruguay, Venezuela y Perú seguirán peleando hasta el final, hay muy poca diferencia.

-De los cuatro primeros, tres tienen entrenadores argentinos. ¿le enorgullece eso?

-¡Y eso que no queríamos hablar de nacionalismos! Creo que el talento no tiene que tener fronteras, mire el Bayern, pensó que un español como Guardiola podía aportarle algo.

-¿Qué tan importante es Sabella en lo que ha hecho Argentina?

-El principio del ciclo de Sabella fue alto dubitativo, es normal en cada transmisión pero creo que encontró el lugar exacto para Messi, en el partido contra Colombia de visitante con el 4-3-1-2. Aunque en algunos partidos sufre más problemas de lo normal.

-¿Se verá alguna vez al Messi del Barcelona con la selección?

-Messi siempre es Messi, pero el fútbol son 11 jugadores. Para que se reproduzca el Messi del Barcelona, Argentina tiene que reproducir el juego del Barcelona y no tiene porque hacerlo. Argentina tiene su propio estilo de juego. Messi es claramente el mejor jugador de la última generación con bastante diferencia. Es como poner a Messi en otro equipo y esperar que haga lo mismo, no va a pasar.

-¿Qué espera de la visita a Venezuela?

-Es una muy bonita ocasión para apoyar a la fundación de Figo. Pero veo que vamos a jugar muchos ex jugadores contra un equipo que viene de ser campeón. ¡Ojalá nos puedan prestar a Salomón Rondón!


Periodista prestado

Durante sus años en el Real Madrid, el periodista español Santiago Segurola le invitó a colaborar con el diario El País, sin embargo, él no aceptó hasta años después, cuando ya jugaba en el Inter. Tras retirarse, el diario le insistió y lo convirtió en columnista. “Al principio me costaba más escribir pero como todo, con la práctica uno va mejorando”. Hoy escribe casi semanalmente en el diario español una columna llamada El charco, que publica casi semanalmente. “Lo disfruto mucho”, dice, sin embargo, él quiere que su futuro esté como entrenador.