• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

El Rubin de Kazan puso un pie en la siguiente ronda

Salomón Rondón, delantero del Rubin Kazan de Rusia / AFP

Rondón tuvo un par de ocasiones pero no pudo marcar / AFP

Salomón Rondón jugó los 90 minutos de la victoria de su equipo en casa ante el Neftchi

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Con Salomón Rondón como su referente en la delantera, el Rubin Kazan ruso resolvió ayer una cuenta histórica pendiente, al derrotar por 2-0 al Neftchi de Azerbaiyán. Una victoria que pone al club del venezolano casi en la siguiente fase ya que le bastaría con empatar uno de los tres partidos que le quedan para dejar sentenciada su clasificación.

Ambos planteles se conocían de cuando coincidían en la liga de la URSS hace más de 30 años. Eran momentos en el que el Netchi era el cuadro de una pujante ciudad petrolera y el Rubin-TAN, como se le conocía en ese momento, merodeaba en las divisiones bajas. La caída de la Unión Soviética y, especialmente, la compra del Rubin por el magnate Kamil Iskhakrov invirtieron los papeles y le posibilitó al cuadro de Kazan tener la plantilla que tiene ahora, la que le permitió sumar su segundo triunfo de la Europa League en un partido en el que Rondón jugó los 90 minutos.

Otra sonrisa

La jornada de ayer también le permitió a Juan Arango ganar terreno en la lucha por seguir con vida, debido a que el Borussia Moenchengladbach derrotó al Olympique de Marsella (2-0) y lo igualó en el segundo puesto del grupo C con cuatro puntos.

Peor suerte tuvo el Twente que cayó en casa del Levante (3-0) con Roberto Rosales realizando un par de jugadas ofensivas que su grupo no pudo concretar. Con esta caída, el cuadro holandés está obligado a ganar por lo menos dos de los tres duelos que le quedan para poder avanzar. En una situación similar está el Athletic de Fernando Amorebieta que ayer cayó 2-1 en casa del Lyon. O el Panathinaikos de José Manuel Velázquez, que empató con Lazio (1-1) pero no pudo escapar del sótano del grupo J.

Tanto Rosales, Velázquez como Amorebieta jugaron los 90 minutos de sus respectivos encuentros.

Tornado

Con apenas un minuto en el campo, Alexander González elaboró la jugada que terminó en el penal que luego transformó Roberto Bobadilla en su tercer gol con el que el Young Boys derrotó al Udinese en Berna por 3-1.

El nativo enganchó una pelota dentro del área y el italiano Domizzi le trabó la pierna, derribándolo y permitiendo la pena máxima que convirtió Bobadilla.

En otros resultados, el Atlético de Madrid derrotó al Académica 2-1 y el Liverpool superó al Anzhi 1-0. Ambos son líderes de sus respectivos grupos.