• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Rousseff y cuatro expresidentes brasileños viajan para despedir a Mandela

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff / Reuters

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff / Reuters

La actual mandataria partió hacia Johannesburgo junto con sus antecesores Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), Fernando Collor de Melo (1990-1992) y José Sarney (1985-1990)

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La presidenta brasileña, Dilma Rousseff, viajó este lunes hacia Suráfrica para asistir a los funerales del líder sudafricano Nelson Mandela, acompañada por todos los exjefes de Estado de Brasil aún vivos, informaron fuentes oficiales.

Rousseff partió hacia Johannesburgo junto con sus antecesores Luiz Inácio Lula da Silva (2003-2010), Fernando Henrique Cardoso (1995-2002), Fernando Collor de Melo (1990-1992) y José Sarney (1985-1990), a quienes invitó a conformar la delegación brasileña.

"El Estado brasileño se une para honrar a Mandela, un ejemplo que guiará a todos aquellos que luchan por la justicia y la paz social", escribió Rousseff en su cuenta en la red social Twitter antes de emprender el viaje hacia Suráfrica.

La presidenta agregó que "es una honra poder reunir a todos los expresidentes con un objetivo común", lo cual consideró como "una demostración de que las eventuales divergencias del día a día no contaminan las posiciones del Estado brasileño".

La delegación brasileña tiene previsto asistir mañana a una misa en memoria del expresidente surafricano, que se celebrará en el FNB Stadium (antes conocido como Soccer City) de Soweto.

Esta será la primera vez que todos los expresidentes brasileños participarán juntos en un acto internacional.

En 2005, Lula invitó a todos sus antecesores a los funerales del papa Juan Pablo II en el Vaticano, pero Collor de Melo no pudo viajar, por lo que sólo acudieron Sarney, Cardoso e Itamar Franco, quien murió en 2011.

Los funerales de Mandela se prolongarán hasta el domingo 15 de diciembre, cuando el expresidente sudafricano será sepultado en Qunu (sureste), la aldea en que pasó su infancia.