• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Rosberg peleará el Mundial con Hamilton

 El piloto alemán de la escudería Mercedes, Nico Rosberg / EFE

El piloto alemán de la escudería Mercedes, Nico Rosberg / EFE

El piloto completó el primer objetivo del fin de semana batiendo a su compañero en el momento justo, la ronda definitiva de clasificación, pese a haber estado por detrás en las dos anteriores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El piloto alemán Nico Rosberg (Mercedes) cumplió el plan establecido para pelear el Mundial de Fórmula Uno logrando la primera posición de la formación de salida de mañana por delante de su compañero británico Lewis Hamilton, con el que luchará mañana por el título en una carrera apasionante.

Rosberg completó el primer objetivo del fin de semana batiendo a su compañero en el momento justo, la ronda definitiva de clasificación, pese a haber estado por detrás en las dos anteriores.

Si Hamilton había mejorado siempre a su compañero tanto en la Q1 como en la Q2, no logró hacerlo en la Q3 en ninguna de las ocasiones de las que dispuso. La primera fue en el arranque de la tercera sesión cronometrada, cuando el británico se pasó de frenada en la última curva antes de entrar a meta. Después, todos los coches a los talleres y el 1:40.697 de Rosberg como mejor registro preliminar.

Cuando quedaban dos minutos para el final del tiempo reglamentario, se desató el segundo asalto. El primero en golpear era, de nuevo, un Williams, el del finlandés Valtteri Bottas. Pese a que había sido mejor su compañero brasileño Felipe Massa, Bottas sorprendió con el mejor primer sector de todos los participantes, aunque luego bajó el pistón y terminó tercero.

Por detrás del nórdico llegaba Nico Rosberg, mejorando su registro anterior en dos décimas (1:40.480) y a la espera de su compañero, que compareció a continuación y fue incapaz de batirle.

Fue la undécima 'pole' de la temporada para Rosberg, la tercera consecutiva tras las Austin e Interlagos, que le confirma como el mejor conductor a una vuelta de 2014, por delante de Hamilton (siete), otra prueba del festín de Mercedes, que solo permitió un 'intruso' dentro de su reino de los sábados, el brasileño Felipe Massa en Austria.

Primer objetivo cumplido para el alemán, que, pese a todo, para ganar el Mundial tiene que firmar una carrera perfecta y necesitará la 'ayuda' de algún otro piloto que desplace a su compañero de la segunda posición, que le da el campeonato a Hamilton.

El finlandés Bottas, que terminó a dos décimas de los Mercedes hoy, parece el mejor candidato para ser el tercero en discordia, aunque también su compañero Massa demostró durante esta jornada que tiene coche para provocar dudas en el británico.

"Si Lewis siente la presión y comete algún error, como hoy o como en Brasil, tendré la oportunidad que buscaba", declaró hoy Rosberg tras la sesión.

En la otra orilla del equipo Mercedes, Hamilton encajó un golpe en su objetivo de lograr la victoria en Yas Marina además de obtener su segundo Mundial. El británico saldrá segundo, pero sabe que de las once 'poles' de Rosberg tan solo ha obtenido tres victorias: en Mónaco, Hockenheim y en la última carrera en Interlagos.

"Nico hizo un gran trabajo, pero estoy todavía ahí para luchar por el primer puesto mañana. Miro hacia adelante y pilotaré como siempre", destacó Hamilton, que sabe que, además, cuenta con la ventaja de 17 puntos en la clasificación mundial que le permite ser campeón terminando en la segunda plaza.

Fuera del duelo por el título, las siguientes filas de la parrilla quedaron configuradas por los Williams en la segunda, los grandes animadores del campeonato.

Los Red Bull iban a salir desde la tercera, con el australiano Daniel Ricciardo quinto y el tetracampeón alemán Sebastian Vettel, sexto, pero tras la carrera su equipo fue castigado por irregularidades en los alerones delanteros de los coches y retrasados al fondo de la parrilla de salida.

El equipo Ferrari cerró los sábados con dos coches en la quinta fila, aunque saldrán desde la cuarta por la sanción a Red Bull.

Un año difícil para la escudería de Maranello, sin victorias y que probablemente concluirá cuarta en el Mundial de Constructores.

El finlandés Kimi Raikkonen fue noveno -aunque saldrá séptimo-, después de haber salido sólo en los últimos dos minutos de la Q3, que le bastaron para hacer mejor tiempo que el español Fernando Alonso, que tuvo problemas con el nuevo motor de su monoplaza.

"El motor quizás fue un error ponerlo sólo para la 'crono', porque no hemos podido carburarlo, ajustarlo, e iba una vuelta bien y otra mal. Íbamos cambiando los ajustes, y nada. En la Q3 las vueltas que más contaban es cuando peor ha ido todo, a ver si podemos arreglarlo para mañana", declaró al terminar la carrera.

El bicampeón mundial español, que saldrá octavo, confesó que para él era "un alivio" terminar una temporada en la que tan sólo ha logrado dos podios, un botín que "no es suficiente" para el asturiano, alejado de la gran batalla de mañana.

Para Rosberg y Hamilton, el asalto definitivo será mañana domingo en el asfalto del Circuito de Yas Marina, bajo el atardecer de Abu Dabi. Mercedes tiene ya el título de constructores desde hace tiempo, pero le falta saber qué bandera ponerle al de pilotos: la británica o la alemana.