• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Rondón y el Zenit necesitan vencer

Salomón Rondón está imparable en el ataque junto a Hulk | FOTO ARCHIVO AFP

Rondón y Hulk esperan celebrar otra vez en Mónaco | Foto Cortesía Zenit

El cuadro ruso donde milita el delantero venezolano tendrá un duro compromiso en el principado 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Mónaco afronta ante su público el último duelo de la fase de grupos de la Liga de Campeones frente al Zenit de San Petesburgo donde milita el venezolano Salomón Rondón, con opciones de clasificación para octavos de final en ambos equipos, aunque mientras que a los del Principado les basta con el empate, a los rusos sólo les sirve la victoria. El partido aparece como vital para dos clubes que tenían una gran fe puesta en la máxima competición europea y que, con el Bayer Leverkusen ya clasificado, han llegado al último escalón frente a frente para hacerse con la otra plaza.

Los monegascos afrontan el partido en uno de los mejores momentos de su irregular temporada, tras haber encadenado dos triunfos consecutivos, algo que solo había ocurrido en otro momento del año. La victoria conseguida ante el Leverkusen les dejó en buena disposición para lograr la clasificación, de la que les separa un empate ante el Zenit.

El técnico portugués, Leandro Jardim, parece encontrar la tecla del éxito que se le ha ido escapando a lo largo del año, lo que ha obligado a revisar muy a la baja las espectativas del multimillonario proyecto del ruso Dmitri Rybolovlev para el equipo.

El veterano búlgaro Dimitar Berbatov ha hallado el camino del gol y comienza a hacer olvidar al colombiano Radamel Falcao, cuya salida con dirección al Manchester United perturbó la preparación del club del Principado. Ahora, séptimos en su campeonato, el equipo de Jardim espera clasificarse para octavos y poder así centrarse en la liga gala.

El Zenit viaja a Mónaco con la victoria entre ceja y ceja, ya que es el único resultado que le permitiría clasificarse para los octavos de final de la Liga de Campeones. La línea entre éxito y fracaso es muy fina en la antigua capital zarista, ya que la Liga Europa sería una pobre consolación para un club que volvió a gastarse esta temporada mucho dinero en fichajes para llegar lejos en la máximo competición continental.

Si hace dos años el club ruso se gastó 100 millones de euros en el brasileño Hulk y el belga Witsel, y ni siquiera ganaron la liga rusa, esta temporada volvió a rascarse los bolsillos para fichar al español Javi García y al central argentino Ezequiel Garay.