• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Rómulo Otero conoce bien lo que es jugar en las nubes

Otero debutó con la Vinotinto en Buenos Aires contra Argentina / Reuters

Otero debutó con la Vinotinto en Buenos Aires contra Argentina / Reuters

El volante aseguró que ya tuvo una experiencia anterior en la altura por lo que no se intimida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Rómulo Otero se encontraba en aquel contingente que preparó en Mérida el Suramericano Juventud de América Sub 20 del año 2011. En ese equipo, donde las piezas más destacadas eran Alexander González y Yohandry Orozco, Otero entró en la preselección, sin mebargo, fue cortado en el último momento y no pudo viajar a Arequipa, Perú.

Es por esto que para Otero, este nuevo llamado de César Farías a la selección es como una revancha. Su experiencia pasada en la altura le sirvió para retornar a la Vinotinto, con la esperanza de poder jugar en la altura.

“Estar en una convocatoria a la selección siempre es lo mejor que le puede pasar a un futbolista. Estoy muy feliz por estar acá, por este llamado. En estos días me ha tocado estar muy concentrado y atento a lo que hacemos acá, para dar lo mejor posible con el equipo”, consideró el volante oriundo de El Tigre.


Sin miedo

A Otero no lo intimida el hecho de tener que entrenar en la altura, y tampoco le da miedo la posibilidad de que pueda jugar en Bolivia.

“Ya estuve en una situación similar cuando era más chico, y la verdad no me pegó tanto”, recordó. “En el pasado ya me tocó tener una experiencia de jugar en la altura, y me sentí muy bien. Creo que eso también suma, además del rendimiento que uno pueda tener, para volver a ser tomado en cuenta por el cuerpo técnico de la selección”, argumentó.

“Vine a Mérida con la mejor disposición de trabajar, y de tratar de ganarme un lugar en el equipo”, destacó Otero, quien ya debutó con la selección mayor en el estadio Monumental de Núñez, contra Argentina, durante la fecha pasada de eliminatorias en marzo.

“Recuerdo que cuando preparábamos el suramericano, ya trabajamos con las cámaras hiperbáricas y con las bombonas de oxigeno”, destacó sobre las similitudes entre lo hecho en el pasado y lo que se realiza ahora entre el Páramo de La Culata y Mérida, no obstante, Farías ha incorporado nuevos métodos ahora, por lo que los trabajos son más intensos que en el pasado, de acuerdo con fuentes cercanas al grupo que está en los andes.


Importancia mental

Una de las cosas que más ayuda al futbolista después de jugar partidos en la altura, según Otero, es el conocimiento que queda de la situación. “Psicológicamente te hace mucho más fuerte”, dijo. “El tener una idea de cómo es correr en la altura, ya te hace estar al tanto de lo que vas a enfrentar. Ya sé lo que es esto, y sólo espero que en esta oportunidad se repita lo de aquella vez, y no me afecte tanto”, argumentó. 


Legionarios en casa

Juan Arango, Mario Rondón, Tomás Rincón, Gabriel Cichero y Fernando Arsiteguieta, encabezan el grupo que viajó desde Europa y llegará a Venezuela durante la tarde de hoy, para incorporarse a la selección nacional concentrada en Mérida.

El haber logrado el ascenso con el Nantes durante el fin de semana, facilitó que Cichero y Aristeguieta se incorporaran a los trabajos con antelación. El defensor caraqueño volará, junto al delantero, desde Parías, donde recibió ayer el premio como uno de los mejores jugadores de la Ligue2, con su presencia en el 11 ideal del torneo.

En tanto que Arango y Rincón lo harán desde Alemania, donde terminaron sus compromisos en el torneo alemán en el séptimo y octavo lugar respectivamente, mientras que Rondón hará lo propio desde Portugal, donde también finalizó el torneo de liga. 





pgarcia@el-nacional.com