• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Rogge se mostró a favor de suspensión de 4 años en casos graves de dopaje

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) Jacques Rogge / AP

El presidente del Comité Olímpico Internacional (COI) Jacques Rogge / AP

En una conferencia de prensa en Amsterdam, donde ayer inauguró un foro sobre Educación, Cultura y Deporte, Rogge afirmó que la propuesta, que entraría en vigor en 2015, "satisface" al organismo que preside para los casos que denominó de "dopaje grave"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El presidente del COI, el belga Jacques Rogge, respalda los planes de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) de elevar de dos a cuatro años las sanciones por violación grave de las normas.

En una conferencia de prensa en Amsterdam, donde ayer inauguró un foro sobre Educación, Cultura y Deporte, Rogge afirmó que la propuesta, que entraría en vigor en 2015, "satisface" al organismo que preside para los casos que denominó de "dopaje grave".

La AMA debatirá una nueva redacción del código mundial antidopaje en noviembre de 2013 en Johannesburgo (Sudáfrica) y el primer dirigente deportivo mundial indicó que una modificación encaminada a ampliar las sanciones "estaría totalmente en la línea de la 'regla Osaka', que impedía competir en los siguientes Juegos Olímpicos a los deportistas suspendidos más de seis meses por dopaje".

La 'regla Osaka' del COI fue anulada el año pasado por el Tribunal Internacional de Arbitraje Deportivo (TAS), que consideró injusto el doble castigo de que un atleta que ya había cumplido una sanción fuera además privado de participar en los Juegos.

Si la suspensión se amplía ahora de dos años a cuatro para los casos graves de dopaje, la sanción cubrirá todo un ciclo olímpico y los culpables no podrán, por tanto, acudir a los próximos Juegos.

Respecto al caso del ciclista estadounidense Lance Armstrong, desposeído de sus siete Tours de Francia por dopaje, y sobre la posibilidad de que el COI le retire la medalla de bronce que ganó en la contrarreloj de los Juegos de Sydney 2000, Jacques Rogge indicó que "queda trabajo legal por hacer" antes de plantearse esa posibilidad.