• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Rivero pasó de villano a héroe en un centro

El Deportivo Táchira avanza en la Copa Venezuela / Foto AVS Photo Report

El Deportivo Táchira avanza en la Copa Venezuela / Foto AVS Photo Report

El lateral derecho anotó el gol del empate del Deportivo Táchira ayer contra Atlético Venezuela en el Brígido Iriarte

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Carlos Rivero pasó en cuestión de días de enemigo público en San Cristóbal, a ser la figura salvadora del "Carrusel Aurinegro" anoche en el Brígido Iriarte. Una diana de gran factura del lateral derecho sirvió para que Táchira empatara a uno con Atlético Venezuela como visitante, un resultado que poco beneficia a los dos equipos en la lucha por el título del torneo Apertura.

Rivero venía de quejarse duramente de la fanaticada atigrada, después de la derrota del cuadro andino el fin de semana por la Copa Venezuela contra Yaracuyanos. "Tal vez si el público viniera a apoyarnos y no a gritarnos cosas, saldríamos con mejor disposición a la cancha cuando estamos perdiendo", dijo el joven lateral el fin de semana, en medio de un arrebato de enojo que lo llevó a desahogar su frustración con un fuerte grito de gol y una carrera para abrazar a su DT, Daniel Farías, a los 61 minutos del partido de ayer.

Antes había adelantado a los nacionales el zaguero Diego Menghi, a los 51 minutos. "He atravesado momentos muy duros el último mes y medio", comentó el valenciano.

"Me liberé de muchas tensiones con ese gol. Le pido disculpas a la afición del equipo, sé que me equivoqué y acá estoy entregándome entero por esta institución; también me tocó vivir cosas difíciles con mi familia, que gracias a Dios ya se superaron, así qué el gol fue un gran desahogo", destacó.

"Ni yo me esperaba marcar un gol así. No centré, me tuve confianza y lo tiré al arco", explicó Rivero, quien lanzó un balón desde la banda derecha, que se coló por el segundo poste del guardameta juvenil Bryant Martín, de gran actuación ayer para el cuadro nacional.

La igualdad dejó a los caraqueños con 18 puntos en el quinto lugar del torneo, y a los a hirientes sextos, con 17 unidades.