• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Río de Janeiro a la vista

Rodríguez es el primer venezolano en arbitrar en finales olímpicas | Cortesía Federación Venezolana de Taekwondo

Rodríguez es el primer venezolano en arbitrar en finales olímpicas | Cortesía Federación Venezolana de Taekwondo

El árbitro venezolano Guillermo Rodríguez trabaja para formar parte de la delegación de Venezuela en los próximos Juegos Olímpicos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Son incontables las emociones que le ha dado el taekwondo al deporte venezolano, desde Arlindo Gouveia cuando obtuvo medalla de oro en los Juegos Olímpicos Barcelona 1992 (aunque para esa fecha el deporte solo participó como exhibición) pasando por Adriana Carmona quien obtuvo también bronce en esa misma ocasión y repetiría la hazaña al conseguir el bronce en Atenas 2004. De igual manera, Dalia Contreras obtuvo medalla de bronce en Beijing 2008, tan solo por señalar los logros olímpicos.

En esta disciplina son muchos los logros continentales conseguidos a lo largo de los años. Los atletas venezolanos que la representan siempre se han destacado en las diferentes competiciones. Sin embargo, en 2012 el taekwondo fue el principal ausente dentro de la delegación de 69 deportistas que asistieron a Londres.

La falta de fogueo, problemas con las divisas, boletos aéreos entre otros ha disminuido la asistencia en clasificatorios lo cual es un paso obligatorio para decir presente en competencias internacionales de envergadura.

A pesar de todos los inconvenientes en 2014 el taekwondo volvió a dejar en alto el nombre de Venezuela, pero desde otro punto de vista. Guillermo Rodriguez hizo historia en los Juego Juveniles de Nanjing,  al convertirse en el primer árbitro criollo en dirigir como juez central una final olímpica, siendo seleccionado para dos semifinales y cinco combates de cuartos de final.

El venezolano fue escogido para formar parte de un selecto grupo de 20 árbitros. La selección se basa en la cantidad de eventos a los que asisten, combinada con el desempeño mostrado en cada uno de ellos.

La trayectoria de Rodríguez para llegar a este punto incluye distintas competencias nacionales e internacionales que van desde clasificatorios, Sudamericanos, Panamericanos, Abiertos, Gran Prix, etc. Todo esto con una preparación a fondo como resultado de múltiples cursos de arbitraje.

Ahora el aragüeño se prepara y tiene la mente puesta en lo que sería hasta entonces su desafío más complejo, los Juegos Olímpicos Río de Janeiro 2016.

Primero debe cumplir con los últimos compromisos del año. Irá al Gran Prix de Manchester en octubre, al Centroamericano en el mes de noviembre y finalizará su recorrido en el Gran Prix México en el mes de diciembre.

“Mi gran sueño es poder compartir con la delegación de Venezuela unos Juegos Olímpicos. No es lo mismo, me siento agradecido y orgullo por lo que he logrado pero mi realización será completa cuando vea regresar el taekwondo a instancias olímpicas”, destaca Rodríguez con un tono de nostalgia al recordar la época dorada de la disciplina a la que le dedica su tiempo y su vida.

Rodriguez de 42 años, además de ser cinturón negro sexto dan y licenciado en administración de empresas con maestría en gerencia educativa, aporta su grano de arena día a día desde hace mas 21 años. Tiene una academia en la ciudad de Maracay que a su vez se fusiona con una fundación que atiende y acoge niños y adolescentes de escasos recursos de la zona norte de la población.

“Debemos ofrecerles ejemplos a seguir a nuestros jóvenes y apoyarlos para despertar en ellos motivación y amor por lo que hacen”. De igual manera hace un llamado a los entes gubernamentales a enfocar su atención hacia el taekwondo. “Es una disciplina masificada pero que se encuentra desasistida, por todos los logros y glorias que nos ha dado como país, nos pide a gritos volver a su nivel con el apoyo necesario de los órganos competentes”.