• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

La Rinconada: De atracción turística a guarida de delincuentes

Se incendió refugio en La Rinconada | Foto: Ernesto Morgado

Se incendió refugio en La Rinconada | Foto: Ernesto Morgado

Más de 400 familias que desde diciembre de 2010 se encuentran refugiadas en el óvalo caraqueño, aspiran a una vivienda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El hipódromo La Rinconada, centro de recreación que en las décadas de los sesenta, setenta y ochenta fuese un ejemplo de arquitectura y atracción para los turistas que visitaban el país para el disfrute de las carreras de caballos, se encuentra sumergido en el total abandono y sus instalaciones se han convertido en guarida de delincuentes que han convertido la zona de Coche en una de las más peligrosas de la ciudad capital.
Los jardines, bosques de pinos que adornaban la estructura y servían de pulmón natural para los habitantes de la zona, así como las fuentes y área deportiva fueron eliminados para la construcción de viviendas sin planificación, lo que ha proliferado en la creación de bandas delictivas que azotan a los trabajadores, vecinos y visitantes.
En diciembre de 2010 más de 400 familias quedaron damnificadas por las lluvias registradas en la ciudad de Caracas, fueron alojadas en las tribunas A y C del óvalo de Coche con la promesa de que serían reubicados en viviendas dignas.
Sin percatarse que dicha estructura no fue construida para albergar familias y mucho menos, que en poco tiempo se convertiría en una de las zonas más peligrosas de Caracas y un dolor de cabeza para la crianza de los niños, las familias que perdieron sus hogares con las lluvias, ocuparon con resignación dos de las tres tribunas del óvalo caraqueño, edificaciones que fueron divididas en cubículos, pero sin ningún tipo de organización para albergar a las personas necesitadas.
Titulares de los principales periódicos de circulación nacional, dan cuenta de los sucesos criminales que se registran a diario en el que sirviera de trampolín para destacar la cría del caballo purasangre de carreras, así como la habilidad de muchos jinetes, entrenadores y equinos que en sus actuaciones hicieron vibrar las tribunas para luego poner en alto el deporte hípico en el exterior.
 
Quejas. Protestas de calle y paralización del espectáculo de las carreras de caballos, cierre de las principales avenidas y asistiendo a un sin número de reuniones con directivos del Instituto Nacional de Hipódromos, las familias alojadas en el refugio han tratado de presionar para conseguir el traslado para una vivienda digna, pero sus peticiones no han sido escuchadas y continúan viviendo entre filtraciones de aguas servidas, enfermedades, sin alumbrado, la presencia de roedores que ponen en peligro la salud de los niños y una creciente inseguridad que ha cobrado la vida de muchas personas.
 
Víctimas. Jinetes, traqueadores, entrenadores, caballerizos, empleados, propietarios y los mismos residentes del refugio no escapan de la inseguridad que se ha apoderado del recinto hípico y sus alrededores.
Hace dos meses un jockey y un preparador fueron atacados a botellazos luego del fracaso de un ejemplar que participó como favorito.
Los trabajadores de las cuadras son despojados de sus pertenecías cuando por la naturaleza de sus trabajos acuden muy temprano al área de caballerizas para cumplir con sus labores.
Incautos apostadores que aún acuden a la tribuna B del coso hípico los días de carreras, son las víctimas preferidas de los integrantes de las bandas que también azotan a los vecinos de Las Mayas, Coche y sus alrededores.
 
Bandas. De acuerdo con la información suministrada por un grupo de refugiados que solicitaron no ser nombrados por temor a las represalias, en las tribunas operan por los menos cuatro bandas de delincuentes que diariamente dirimen sus diferencias con enfrentamientos y están involucrados en robos, homicidios, violaciones, prostitución de menores y venta de droga, entre otros delitos y la policía no entra al recinto por temor a los delincuentes.
En un enfrentamiento ocurrido el pasado 11 de febrero, fue asesinado Rosmel Palacios de 18 años de edad.
Los informantes manifestaron que no es el primer homicidio que ocurre en las tribunas y el área de caballerizas.
Mirian Torres, refugiada en la tribuna C dijo que tienen más de dos años esperando una casa y viven con ratas, cucarachas, tuberías dañadas y una constante inseguridad que afecta a todos los damnificados que aspiran a que los saquen de allí lo más pronto posible.
Transitar por la salida del Metro, las tribunas y área deportiva es un riesgo, dijeron los refugiados.
 
Robos. Los pocos negocios que funcionan en la tribuna B, las oficinas de las asociaciones de criadores ubicadas en el sótano de la tribuna C, así como el Jockey Club de Venezuela, Coproca, Cavepro, y Track Tv son visitados a diario por los delincuentes que se llevan televisores, comida, licores, sillas, radios computadoras y todo lo que encuentran.
La semana pasada la pizarra eléctrica no funcionó debido al robo de 100 metros de cable de teléfono.
 
Incendio. El lunes pasado se registró un incendio en una oficina de archivo ubicada en el sótano de la tribuna C. Los bomberos de Caracas, luego de apagar el fuego manifestaron que las instalaciones no estaban aptas para habitar y lo mejor sería que se reubicaran las familias.
 
Me han robado seis veces
El concesionario de uno de los pocos kioscos que funcionan en los alrededores del circuito hípico, que no quiso identificarse por temor a las represarías, dijo que la asistencia a La Rinconada los días de carreras ha descendido 100 %. Los baños, sillas, cafetines, jardines y áreas verdes no existen y la infraestructura se encuentra en el piso. “Mi kiosco lo han robado en seis ocasiones y el trayecto desde el estacionamiento de la tribuna C hasta la B es una guillotina, ya que en ese trayecto se cometen muchos los atracos y robos.
El concesionario manifestó que muchos de los refugiados beneficiados con viviendas en Fuerte Tiuna, complejo habitacional que se encuentra paralizado desde las elecciones del año pasado, regresan a saquear los que queda en La Rinconada. El robo y desvalijamientos de vehículos también son frecuentes.

Sin respuestas.

La Cifra
430 familias se encuentran refugiadas en las tribunas A y C del hipódromo La Rinconada