• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Richard Páez: “Con un gesto le dije a Hoyos lo que sentía”

Richard Páez

Richard Páez

El estratega rescató la actitud de Mineros el domingo y la reivindicación a su propuesta futbolística

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la intimidad, lo más probable es que Richard Páez tuviera el partido del domingo pasado, marcado en rojo en su calendario. Era regresar a Pueblo Nuevo, aquella cancha en la que tuvo su último partido con la selección nacional. No obstante, en su cabeza siempre estuvo la idea de ganar, apostando a lo que sabe, y lo consiguió.
“El propio partido nos dio la recompensa”, resaltó el entrenador al regresar a Puerto Ordaz, después de que el conjunto negriazul venció 1 a 0 a Táchira en “El templo sagrado” del balompié nacional. “Sacamos un resultado categórico, con un planteamiento táctico en el que le supimos cortar el circuito de juego al rival, manejamos el ritmo con la pelota en la primera parte, y luego sin balón en el segundo tiempo, y supimos sacar un resultado muy positivo, que revalida nuestra propuesta futbolística”, contó.
El equipo de Páez mostró adaptabilidad, dos caras distintas durante el duelo contra los andinos. En la primera mitad, controló la esférica con la misma ductilidad con la que lo hacía la Vinotinto que él manejaba, mientras en el complemento los negriazules supieron defenderse sin la pelota, maniatando igualmente a los de Daniel Farías.
“Son condicionamientos estratégicos del partido. Supimos integrar un bloque muy compacto, donde se condensó el juego de Táchira. Con dos líneas bien estructuradas controlamos bien al rival, y eso es mérito del grupo”, destacó Páez.

Arbitraje corto. El estratega merideño insistió en que la victoria en San Cristóbal agrandó el valor de su proposición futbolística. “Los dos equipos mostramos un balompié de categoría internacional, y eso hay que aplaudirlo. Cada uno presentó su propuesta, y prevaleció la nuestra”.
Asimismo, el técnico andino destacó que a pesar del marco humano y de los equipos, el arbitraje se quedó corto. “La deuda la tuvieron los árbitros. Para un espectáculo como este, con 40.000 personas en la cancha y dos equipos competitivos, tocaba tener un árbitro de clase internacional que supiera manejar ese nivel de ansiedad”, argumentó.
Sobre la polémica con José Luis Hoyos, el colegiado del duelo de ayer, Páez argumentó que no le insultó y que hizo un reclamo que creyó justo. “No creo que haya existido una doble jugada, porque ni Romo da rebote, ni la pelota pega en el poste. El penal de Maestrico salió, es por esto que la invasión de Vallenilla no se hace efectiva. No insulté al árbitro. Gesticulé lo que sentía que estaba pasando en la cancha. Luego él se dirigió a mí, con mucho respeto, y me expulsó”.

Una victoria moral. Para Páez, vencer a Táchira en San Cristóbal puede representar el envión anímico que su plantilla requiere para obtener las victorias. “Los resultados así siempre revitalizan a los equipos. No todos juegan allá, como lo hicimos nosotros. Esto nos a va fortalecer para el resto de la temporada”, destacó.
Al mismo tiempo, aseguró que esto no fue una revancha por su salida de la selección. “Son contextos distintos. En aquella noche la hinchada que se suponía nos debía animar, se nos volteó. Fue algo anormal. El domingo hubo una bienvenida hostil, donde gritaron y dijeron cosas, algo normal, del partido, que disfruté”.

Al menos dos fechas
La situación entre Richard Páez y José Luis Hoyos, que derivó en la expulsión del DT, podría traer cola para el estratega merideño. De acuerdo con Carlos Terán, director del Consejo de Honor de la Federación Venezolana de Fútbol, una expulsión por insultar a un árbitro normalmente genera dos fechas de sanción. “Igualmente pueden existir agravantes que aumenten la sanción, pero aún hay que revisar el informe del árbitro”, resaltó.