• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Rey cedió el trono

El caraqueño decidió que ayer, el día de su cumpleaños 40, era el momento de decir adiós a las canchas.

El caraqueño decidió que ayer, el día de su cumpleaños 40, era el momento de decir adiós a las canchas.

José Manuel Rey jugó ayer su último partido como profesional, cuando Lara venció a Carabobo 1-0 pero perdió en penales y no pudo ir a la Sudamericana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

José Manuel Rey comenzó a sus 17 años de edad en el Rafael Calles Pinto de Guanare, un largo y fructífero recorrido por los campos de fútbol que terminó ayer en Cabudare.

22 años después de su debut con Maritimo, el caraqueño decidió que ayer, el día de su cumpleaños 40, era el momento de decir adiós a las canchas.

“Cuando llegó al primer equipo, Chita (Noel Sanvicente) y yo lo vimos con ese tamaño y la contextura gruesa que tenía, y de una vez le pusimos “Teterote”. Él era un muchacho inocente, muy buena gente. Trabajador como pocos, algo que mantuvo hasta ahora que termina su carrera”, contó Héctor Rivas, mentor del defensor central desde los días en el cuadro portugués.

Esa tenacidad llevó rápidamente al zaguero a establecerse en primera división, y a formar parte de la selección venezolana sub23 de 1996, aquella del Preolímpico de Mar del Plata, que conformó junto a Rafael Dudamel, Luis “Pájaro” Vera o Ruberth Morán.

Rey fue un central inteligente, con gran capacidad para colocarse y anticipar el movimiento del rival, así como con buen pie, lo que le permitía salir jugando desde el fondo.

“Siempre estaba pendiente de lo que uno hacía. Nosotros lo ayudamos con algunas cosas cuando chamo, pero él siempre estuvo muy claro en los conceptos del juego y en lo que debía hacer”, comentó Rivas.

Además fue un gran cobrador de faltas, aunque fue cambiando su estilo. “Estando en Caracas, llegábamos los dos a las 6:30am y apostábamos el desayuno para ver quien cobraba mejor las faltas”, contó Rivas entre risas.

“Cobrábamos casi 1000 tiros libres diarios. Así fue que aprendió a golpear las faltas cortas con rosca, sin tanta potencia”, agregó.

Esa capacidad le permitió varias celebraciones con la selección nacional. Como aquella falta que metió para empatarle el partido a Bolivia en Maracaibo en 2003 (que luego se ganó con gol de Juan Arango en el descuento), o el que le hizo casi de media cancha a Ecuador en el estadio Atahualpa de Quito, u otro gol de gran factura que le hizo a Chile en el Monumental de Santiago. También anotó su penal en la tanda en la que la selección cayó eliminada en la Copa América 2011 ante Paraguay.

A Rey sólo le faltó establecerse en Europa. Jugó una temporada en el equipo B del Deportivo La Coruña en España, así como también lo intentó en el Dundee United de Escocia y en el Pontevedra español, también sin éxito. Pero triunfó en Suramérica. Logró un título con Colo Colo en 2009 en Chile, y otro junto a Jorge “Zurdo” Rojas en Emelec de Ecuador en 2004.

En Venezuela tuvo dos grandes amores. Con Caracas creció e hizo afición. Fue el emblema del equipo que llegó a octavos de final de la Libertadores en 2007, y luego a cuartos en 2009. En la capital sumó 11 títulos entre torneos cortos y estrellas, pero su salida por la puerta de atrás, aún le duele a los dos.

En Lara fue parte del equipo récord de Eduardo Saragó de 2012, y ahí en Barquisimeto encontró suficiente comodidad como para pensar en la vida después del fútbol. Ayer jugó los 90 minutos, y falló el penal que le tocaba en la tanda definitoria, después que los occidentales vencieron 1-0.

“Ahora comienza el ciclo más difícil, que es el dejar esto. Debe ser paciente”, dijo Rivas a modo de consejo. “Sé que Rey seguirá muchos años más en el fútbol. Lo veo como un gran gerente”, remató su mentor.

El Dato

Rey vistió la camiseta de la selección nacional 116 veces. Sólo lo supera Juan Arango, con 123. 

La cifra

418 Los partidos que disputó José Manuel Rey como profesional en 22 años de carrera en Venezuela