• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Restos de Eusébio serán llevados al Panteón portugués en julio

Eusebio será enterrado en el Panteón de su país / Archivo

Eusebio será enterrado en el Panteón de su país / Archivo

En Portugal, la ley exige que pasen al menos tres años para poder abrir una sepultura y proceder al traslado de los restos, mientras que el exjugador murió hace 16 meses

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los restos mortales de Eusébio, leyenda del fútbol portugués fallecido hace algo más de un año, serán trasladados el próximo 3 de julio al Panteón Nacional luso, donde yacen algunas de las figuras más ilustres de la historia del país.

Así lo confirmó hoy el Parlamento portugués, después de que durante las últimas semanas surgieran dudas sobre si este traslado no incumpliría la normativa vigente.

En Portugal, la ley exige que pasen al menos tres años para poder abrir una sepultura y proceder al traslado de los restos, mientras que Eusébio murió hace ahora justo 16 meses.

Sin embargo, tanto la presidenta del Parlamento luso, Assunçao Esteves, como la Fiscalía coincidieron en señalar que la legislación específica sobre las honras en el Panteón Nacional se impone sobre la ley general lusa, por lo que el cuerpo del futbolista será llevado al Panteón Nacional el próximo julio.

El traslado de Eusébio fue aprobado por unanimidad por el Parlamento portugués el pasado 20 de febrero, con una resolución conjunta que destacó la contribución del jugador, calificado de "símbolo nacional", a divulgar la imagen de Portugal en todo el mundo.

Eusébio da Silva Ferreira nació en Mozambique en 1942, cuando el país africano todavía estaba era una colonia portuguesa, y murió el 5 de enero de 2014 a los 71 años por una parada cardiorrespiratoria.

El futbolista representó al Benfica durante quince años (1970-1975) y marcó con el club lisboeta 638 goles en 614 partidos, ganó once Ligas, cinco Copas de Portugal y una Copa de Europa.

Fue elegido mejor jugador del mundo en 1965 y conquistó dos botas de oro, en las temporadas 1967/68 y 1972/73.

Con la selección portuguesa, participó en 68 encuentros, anotó 41 tantos y se le recuerda por liderar al equipo nacional que logró el mejor resultado de su historia, el tercer puesto en el Mundial de Inglaterra de 1966.

Su cuerpo se unirá a los restos mortales de antiguos presidentes de la República, escritores ilustres y figuras de la cultura portuguesa, como la popular fadista Amália Rodrigues (1920-1999), que ya descansan en el Panteón Nacional.