• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

De la Red aún palpita por el balompié

Rubén de la Red | Reuters

Rubén de la Red | Reuters

El DT del Real Madrid Sub 15, retirado a los 25 años de edad debido a una afección cardiaca, lamentó no haber podido seguir jugando

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La vida le dio muchas cosas a Rubén De La Red (5 de junio de 1985). La posibilidad de hacer una carrera en el deporte que siempre le gustó, el fútbol, jugándolo desde que era un chico en Madrid, y en el club en el que siempre quiso estar, Real Madrid.
Un título europeo con la selección española, y un futuro prometedor como volante central. Para muchos, el oriundo de Arroyomolinos, una pequeña localidad al sur de la Comunidad de Madrid, era el sustituto natural de Fernando Redondo.
Un mediocampista joven, de finas maneras, que sabía salir jugando con el balón, con pases entre líneas y con mucho criterio. El madrileño aún piensa en esos días como jugador y sonríe.
A pesar de que tiene apenas 27 años, y debería estar en el tope de su carrera, la misma vida que le dio tanto a De La Red, lo privó de su mayor pasión, el fútbol. Y lo hizo de la manera más cruel, justo después de lograr el campeonato de Europa de 2008. Una afección cardiaca, aún no identificada, fue la piedra definitiva en su camino, que lo obligó a desviarse al banquillo para ser entrenador.
“Recuerdo que en aquella Eurocopa de Austria y Suiza, en 2008, teníamos un grupo de personas muy bueno”, aseguró De La Red. “Éramos un equipo genial. Había gente muy humana. Nos conocíamos de hacía poco, porque yo acababa de llegar al grupo, recién me había incorporado para jugar ese torneo, pero éramos amigos de casi toda la vida. Y el éxito estuvo ahí. En la seguridad que nos transmitió Luis (Aragonés, el técnico de aquel equipo), luego comenzamos a ganar confianza, y con la dinámica buena, de ganar y del hambre que teníamos por lograr un título, fue los que al final nos hizo campeones”, rememoró alegre el volante tapón de aquel conjunto, que disputó tres partidos de aquel campeonato, en el que España torció su destino para volverse el gigante futbolístico que es ahora.
De La Red sabe de primera mano, donde se gestó el cambio de la selección española. “Aunque llegué justo para los partidos de la Eurocopa, lo que recuerdo es que éramos un grupo con mucha humildad, pero muy ambicioso. Queríamos ganar, y el mister (Aragonés) potenció todo eso”, destacó.

Un paso difícil. Después de eso, el camino le puso a De La Red una prueba muy difícil de superar. El 30 de octubre sufrió un desvanecimiento en el partido de ida de la primera eliminatoria de la Copa del Rey entre la Real Unión de Irán y el Real Madrid.
Desde ahí comenzó el calvario del volante, que terminó con el diagnóstico de una extraña afección cardiaca, que le impidió al madrileño seguir jugando fútbol, y lo obligó a dar un paso al costado.
“Las circunstancias de la vida me hicieron tomar una decisión”, aseguró, con algún dejo de tristeza y nostalgia, mientras se fotografiaba con varios chicos del equipo Estudiantes de Caracas en Cocodrilos Sports Park, durante el Mundialito Sub 15, organizado por Empresas Polar.
“Yo tuve que decidir entre qué era más importante, mi vida, o el fútbol, que al final de cuentas, para mí es sólo un trabajo. No fue sencillo. Son circunstancias muy duras, que a veces no te esperas, porque nadie se imagina que estando en un momento “top” (frase que inmediatamente le saca una risa, recordando tal vez a José Mourinho, el estratega del primer equipo en Real Madrid) de la carrera, ocurra algo así. Pero hay que saber sobreponerse, saber salir a delante, a pesar de todo lo malo”, destacó.
De La Red aconsejó a los directivos de los equipos en Venezuela, para que tengan precauciones con sus futbolistas al detectar cualquier problema cardiaco a tiempo.
“Lo principal es tener cuidados mínimos. Siempre hay que hacer pruebas físicas, exámenes que permitan la detección temprana, y claro, que además de la prevención, el cuidado en cancha es muy importante”, apuntó.

La vida en la línea. De La Red tuvo entonces que comenzar temprano con su carrera como entrenador. En 2010 se incorporó al organigrama del Real Madrid, en el que ha logrado ascender hasta ser el entrenador del equipo Juvenil A.
“Como entrenador llevo ya tres años. Y a pesar de que me tocó retirarme por estas circunstancias de la vida que ya comentamos, valoro mucho el ser un entrenador joven. Es una ventaja”, dijo.
“Tuve que dejar el fútbol, sí, pero por otro lado tengo tiempo para progresar, para trabajar en convertirme en un buen técnico. Este año estoy muy contento, en nuestra liga vamos primeros, aún no perdemos, y vamos muy bien”, explicó esperanzado.
“Cuando eres jugador, siempre tratas de agarrar lo mejor de cada uno de los técnicos que has tenido. A partir del Castilla, donde estuve con Quique Sánchez Flores, luego en Getafe con Michael Laudrup, y con Brent Schuster en Real Madrid; y ahora me ha tocado compartir mucho con dos entrenadores que han estado mucho tiempo en el equipo, jóvenes también, Iván Ramis, y Diego Tristán. Y trato de aprender de todos. Los que he tenido como futbolista y también mis compañeros ahora que soy entrenador”, aseguró De La Red sobre su filosofía como entrenador.
“Lo que más me gusta es ganar. Y si además, jugar bien, implica ganar, pues mucho mejor. Ahora ¿Qué es el jugar bien? Tener un estilo, donde se pueda llevar la iniciativa, tener el control del partido, tratar de controlar la pelota, y lo importante es ganar. Si no lo haces, si no logras títulos, se te ponen en duda muchas cosas”, explicó.
Y como ya lo logró en su fugaz carrera como futbolísta, De La Red aspira a lo máximo como estratega: “La verdad es que estoy trabajando para llegar lo más arriba posible, y ojalá que sí, que pueda ser el entrenador del Real Madrid en un futuro. No sé si será medio, largo, o corto el plazo. Pero la garantía es que acá se puede uno saltar muchas categorías, no como cuando eres jugador, y lo importante es entonces prepararse bien, y trabajar duro para que eso llegue”, remató.

Crecimiento venezolano
Rubén De La Red aseguró que está gratamente impresionado por la buena evolución del fútbol venezolano, y espera que la Vinotinto pueda estar en Brasil 2014. “Venezuela tiene cada vez más jugadores en Europa, en ligas más competitivas. Allá en España han estado Rondón, Arango, muy buenos jugadores ambos, y este país cada vez va teniendo más nombres importantes y un crecimiento deportivo interesante. Ojalá puedan estar en el Mundial”.