• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Los Reales tendrán paciencia con lesiones de Pérez e Infante

Pérez (der.) batea para .500 en lo que va de pretemporada /  AP

Pérez (der.) batea para .500 en lo que va de pretemporada / AP

El careta carabobeño debe regresar a la acción este miércoles, luego de superar una contusión en la mano izquierda

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En la realeza que dirige Ned Yost sabe muy bien el valor de Salvador Pérez y Omar Infante, por eso quiere que estén en óptimas condiciones para estar en el terreno y ponerse a tono para la temporada que se avecina.

 

El carabobeño Pérez, quien viene de ganar el Guante de Oro como receptor en la Liga Americana, recibió descanso este martes, luego de ser golpeado por un foul tip el lunes. Se espera que retorne al campo este miércoles.

 

“En el momento fue realmente preocupante, se notó que fue mucho dolor”, relató Yost, piloto de los Reales de Kansas City, con respecto a la contusión de Pérez en la mano izquierda. En los exámenes practicados, los resultados fueron negativos en caso de un daño óseo.

 

Ese día, el careta carabobeño le insistió al estratega que lo dejara en el encuentro de pretemporada, pero Yost le respondió: “Vaya a ponerse hielo, no es momento de apresurar las cosas”, reseñó mlb.com.

 

El valenciano de 23 años de edad viene de cosechar su mejor zafra en su corta carrera en las mayores, al batear para .292, con 13 jonrones y 79 remolcadas, además de convertirse en el priner nativo en ganar un Guante de Oro como catcher en el mejor beisbol del mundo. En este spring training tiene average de .500 (de 18-9).

 

Entre tanto, el oriental Infante pudo defender el lunes la intermedia, luego de 11 días descanso a consecuencia de dolores en el hombro derecho.

 

Yost le hizo saber que lo llevará con calma para evitar complicaciones durante la ronda regular. El infield nativo que tiene un historial de lesiones, que incluye un esguince de tobillo que le hizo perder un mes el año pasado, además de tres fracturas en la mano izquierda.

 

“Necesito más poder en el hombro, para estar al 100%”, confesó el camarero de 32 años de edad, quien va a su primer año de un contrato por cuatro campañas y 28 millones de dólares con Kansas City.