• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Reales y Orioles, un duelo de ofensivas contrastantes

Salvador Pérez es pieza clave en las opciones de los Reales | FOTO AP

Salvador Pérez es pieza clave en las opciones de los Reales | FOTO AP

En abril, pocos habrían predicho que estos serían los dos últimos equipos con vida en la Liga Americana

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Velocidad contra poder. Los sorprendentes Reales de Kansas City y los imperturbables Orioles de Baltimore son extremadamente similares excepto por un elemento importante: la manera en que anotan carreras. Es muy probable que el equipo que utilice mejor su método convencional de ofensiva gane la serie por el título de la Liga Americana, que dio inicio anoche.

Prepárese para un duelo entre batazos cortos y batazos largos. En abril, pocos habrían predicho que estos serían los dos últimos equipos con vida en la Liga Americana. Pero la forma en que llegaron a este punto, con barridas sorprendentemente fáciles en sus series divisionales, hace este duelo fascinante.

Incluso más fascinantes son sus estilos contrastantes.

A los Reales les encanta tomar esa extra base, ya sea convirtiendo un sencillo en doblete o colocarse en posición de anotar a través del robo de base. Kansas City encabezó las Grandes Ligas con 153 robos de bases durante la temporada regular para luego, con el veloz novato Terrance Gore, agregar siete en una victoria en el duelo de comodines sobre Oakland y cinco más en una barrida de tres juegos ante los favoritos Angelinos de Los Ángeles.

"Velocidad. Eso es lo que hacemos", dijo el bateador designado Billy Butler. "Obviamente uno debe ser inteligente, pero somos un equipo muy agresivo. Cuando nuestros jugadores de velocidad se embasan les gusta avanzar. Eso es lo que nos ha traído a este punto --eso, y el trabajo de lanzadores y defensa".

Los Orioles, al igual que los Reales, cuentan con una sólida rotación de abridores, un bullpen efectivo y una sólida defensa. Pero Baltimore prefiere recorrer las bases en una forma más pausada.

Si bien Baltimore terminó la temporada regular en el último lugar de las mayores con 44 robos de bases, liderí la liga con 211 cuadrangulares. El dominicano Nelson Cruz pegó 40 de ellos, sólo 55 menos que los conectados por los Reales mientras Kansas City terminaba la campaña en el fondo de Grandes Ligas siendo el único equipo que no llegó a 100 jonrones.

Y es así como las líneas están trazadas. Cualquiera que sea el cuerpo de lanzadores capaz de suprimir el método de ataque preferido del rival será el que tenga más probabilidades de abrirse paso a la Serie Mundial.