• Caracas (Venezuela)

Deportes

Al instante

Real Madrid empata y se aleja del título y Ronaldo sale lesionado

Cristiano Ronaldo salió del encuentro lesionado / EFE

Cristiano Ronaldo salió del encuentro lesionado / EFE

El equipo igualó 1-1 con el Valladolid.  A los ocho minutos de iniciado el encuentro, el astro Cristiano abandonó las acciones por una lesión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El colombiano Humberto Osorio marcó el miércoles un gol clave para el Valladolid y casi fatídico para el Real Madrid, que vio seriamente perjudicadas sus opciones de ganar la liga española tras empatar 1-1 en su visita al feudo blanquivioleta.
 
 Para el Madrid, el partido, aplazado en su momento y correspondiente a la 34ta fecha del campeonato, se torció de entrada por la lesión del astro Cristiano Ronaldo a los ocho minutos.
 
El central Sergio Ramos anotó su quinto gol en los últimos cuatro partidos al clavar un impresionante tiro libre directo a los 35 y dio esperanzas a los merengues de conseguir tres puntos de oro en la carrera por el título.
 
Pero Osorio, ingresado a los 74, marcó el tanto del empate a los 85, sacó al Valladolid de la zona del descenso y dio la segunda estocada en cuatro días al Madrid, que venía de empatar 2-2 el domingo en cancha del Valencia.
 
"Es el adiós a la liga, está claro, se nos van dos puntos clave. Es una pena. Ante un equipo que se juega la permanencia siempre tienes que estar concentrado al máximo. Nos ha faltado matar el partido. Tenemos la obligación de seguir luchando hasta que estemos matemáticamente eliminados'', lamentó Ramos.
 
Tras 36 fechas disputadas, el Atlético sigue líder con 88 puntos y le sigue el Barcelona con 85 unidades, por las 84 del Madrid, que marcha tercero y es el único de los tres de arriba que ya no depende de sí mismo.
 
Así las cosas, el equipo `colchonero' se proclamaría campeón consiguiendo cuatro de los seis puntos en disputa, pues cuenta con balance de goles a favor sobre el Madrid, aunque no respecto al Barsa, con el que debe medirse por la última fecha. Rojiblancos y azulgranas controlan, pues, su destino.
 
El Valladolid no pierde en su estadio desde el 22 de noviembre e igualó las 36 unidades que acumulan Getafe y Osasuna, dejando el penúltimo lugar.
 
"La gloria es para Dios, fue un tanto de fe. Estamos fuera del descenso y vamos a seguir luchando'', dijo Osorio, quien apenas ha disfrutado de tres titularidades esta temporada pero suma cuatro goles.

La derrota escoció especialmente al arquero madridista Iker Casillas, quien regresaba a la titularidad en liga por primera vez el 20 de enero de 2013, cuando debió jugar por sanción de Antonio Adán, el arquero por el que el entonces timonel madridista, José Mourinho, decidió sustituirle.
 
Su homólogo Jaime Jiménez debió emplearse a fondo nada más iniciar el partido, cuando el argentino Angel Di María lanzó una comba que el defensor Marc Valiente desvió peligrosamente al arco del Valladolid.
 
El reinsertado Casillas se estremeció al poco cuando Carlos Peña puso un centro goloso para Javi Guerra, pero el ariete no acertó a cabecear al arco.

Nada comparado con el escalofrío que debió recorrer la espalda del técnico Carlo Ancelotti al percibir como Cristiano, tras una carrera, se agarraba el bíceps femoral de la pierna derecha con cara disconforme. El gesto acarreó el cambio por el canterano Alvaro Morata y el Madrid intentó rehacerse, aunque aparentemente acusando el golpe psicológico de inicio.
 
Ni el Valladolid, una vez atemperado su abordaje inicial, inquietaba en exceso, ni el Madrid, huérfano también de las habituales galopadas de Gareth Bale y el lateral Dani Carvajal, lograba hilvanar jugadas aseadas que inclinaran la balanza.
 
Tuvo que ser un central como Ramos, en ocasión a balón parado, quien tomara el testigo de Cristiano y pusiera a su equipo en ventaja, una vez Xabi Alonso forzó un tiro libre directo de perfil diestro que el zaguero ejecutó de maravilla, salvando la barrera y superando el vuelo Jiménez, incapaz de mantener firme la mano en contacto con el balón.
 
En gran estado de forma, Ramos aún tuvo tiempo de cabecear un tiro de esquina con jerarquía, aunque no puntería, marchándose la pelota cerca del arco vallisoletano a poco del descanso.
 
Una progresión y cruce de Nacho Fernández por banda derecha casi supuso el 2-0 de Karim Benzema tras la reanudación; pero, poco a poco, el Madrid fue cediendo el control del juego al cuadro local, que puso cerco al área de Casillas y casi niveló la contienda en ajustada tijera de Guerra.
 
Timorato, Ancelotti optó por cambios defensivos como el relevo de Benzema por el lateral Marcelo, mientras Juan Ignacio Martínez optaba por todo lo contrario, ingresando a Osorio en busca de un gol redentor con 15 minutos por jugarse.
 
La valentía se vio premiada con el tanto del colombiano, que supo zafarse de su marcador en un tiro de esquina para cabecear el empate, en escorzo incómodo pero letal, alojando la pelota lejos del alcance de Casillas.
 
El Madrid acabó desesperado, con Cristiano en pie reclamando desde la banca y el equipo colgando balones al área a la cabeza de Ramos, sin suerte.